ÚLTIMO MINUTO :

Karina Ruiz- Enero 18, 2015

Como parte del recorrido que están realizando los padres de los 43 jóvenes normalistas desaparecidos de Ayotzinapa, ayer se efectuó en el pueblo de San Pedro Barrientos el Primer Foro Informativo Cultural por la Defensa del Normalismo y la Educación Pública, convocado por las Comunidades del Valle del Anáhuac por Ayotzinapa, en el que familiares de dichos jóvenes externaron que a pesar del sentimiento de tristeza, los mantiene la esperanza de encontrar con vida a sus hijos.

El foro La vieja skuela fue el escenario en el que se reunieron cerca de 200 asistentes, entre estudiantes, amas de casa, chavos banda y vecinos de Tlalnepantla para escuchar a María Tlatempa, madre de José Eduardo Bartolo, y a Brígida Olivares Santos, abuela de Antonio Santana, quien hace cuatro días cumpliría años, y que los familiares pasaron ese día en la búsqueda de Antonio, y de los demás desaparecidos.

“No se perdieron 43 canicas”, externó uno miembro de la Comunidad Pedregales por Ayotzinapa. Invitaron a los presentes a pensar mejor que nunca su voto en los comicios que se avecinan; pues es en manos de esos políticos en quienes se deja no sólo la impartición de la justicia, sino el hecho de caer en la impunidad. Los hechos del 27 de julio del 2014 aún siguen sin esclarecerse, y al ex alcalde José Luis Abarca y su esposa, María de los ángeles Pineda, supuestos autores intelectuales, sólo se les está juzgando por vínculos con el crimen organizado.

ayo dos

Durante este foro informativo se mostró un video filmado hace dos años, en el cual son visibles las precarias condiciones que viven los estudiantes de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos; hijos de campesinos que aspiran a un mejor futuro con esos estudios, que sólo tienen para comer y, “… el boteo es para mantener las instalaciones, tener alimentos y alimentar y cuidar a los animales que tenemos en la granja”, comenta en el video uno de los normalistas. Al final, hubo concierto de ska, con bandas como Sekta Core, Hijos del muerto, y Resistencia Skannibal, entre otros.

La caravana, que recorrerá otros municipios del Estado de México, delegaciones de Distrito federal y escuelas del IPN y de la UNAM, culminará el 31 de enero, con la entrega de víveres y donaciones a la normal de Ayotzinapa.