ÚLTIMO MINUTO :

Las recientes investigaciones que realizó el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en el predio conocido como Rancho El Molino, en Chimalhuacán, arrojaron que en la zona no existen vestigios arqueológicos.

La alcaldesa de Chimalhuacán, Rosalba Pineda, informó que las investigaciones hechas por el INAH en el terrenos de 3.5 hectáreas, permiten al Ayuntamiento continuar con la construcción de un complejo cultural y recreativo que inició hace varios meses y que fue suspendido para hacer los estudios correspondientes.

Luego de que el Gobierno local comenzara las excavaciones en el terreno, que se ubica a escasos metros de la alcaldía, para construir un parque infantil, un auditorio municipal, un paseo escultórico y un estacionamiento subterráneo, en marzo un grupo de opositores al proyecto difundió que las autoridades municipales ocultaban la existencia de vestigios arqueológicos.

Los vecinos opositores al proyecto, Mateo y Teresa Valverde, así como Gabriel González, aseguraban que en el lugar se ocultaba una pirámide que presuntamente había sido descubierta durante una de las excavaciones, por lo que instalaron un campamento en el lugar para impedir que continuaran los trabajos.

En respuesta, la alcaldesa sustituta, Rosalba Pineda, encabezó una movilización con más de tres mil habitantes de la región y acusó a los tres individuos de intentar generar inestabilidad social en el municipio.

La edil aseguró que los antropólogos del INAH descartaron la existencia de vestigios arqueológicos y explicó que el Gobierno local pidió al Instituto firmar un convenio en el que se establece que el proyecto no afectará el patrimonio histórico de Chimalhuacán, sino que beneficiará a la población.

«Construiremos una zona digna de recreación, además, en ella rescataremos y promoveremos las tradiciones del pueblo», refirió.

De acuerdo con el convenio firmado entre Chimalhuacán y el INAH, al concluir las labores de salvamento arqueológico, el Instituto emitirá la autorización para dar continuidad a la obra municipal, en un plazo no mayor a treinta días.

Sin embargo una de las clausulas estipula que dependiendo de los resultados finales que entregue el INAH, éste podrá emitir autorizaciones en forma parcial para no retrasar el programa de construcción.

La Alcaldesa señaló que la confusión se originó porque se descubrieron algunas figuras prehispánicas en la zona, sin embargo la explicación que dio el INAH a la autoridad local es que debido a la geografía del Rancho El Molino, la posibilidad de encontrar restos es remota, ya que anteriormente formaba parte del antiguo lago de Texcoco, por lo que la cerámica encontrada fue arrastrada por la corriente del agua hasta el lugar.

Proyecto cultural y recreativo

• El área de juegos infantiles ya fue concluida y comenzó a funcionar el pasado 28 de junio
• Esta primera etapa se construyó en un terreno de 4 mil metros cuadrados
• Tiene capacidad para albergar a 400 niños
• En el centro se erige un fresno de más de 400 años de antigüedad

error: Content is protected !!