ÚLTIMO MINUTO :

Tras muerte de mil patos, Conagua revisa la calidad del agua de la Presa Guadalupe

Isaac Ramírez – enero 07, 2020

La Comisión Nacional del Agua (Conagua) extrajo muestras para verificar la calidad del agua de la Presa Guadalupe, ubicada en Cuautitlán Izcalli, con la intención de poder determinar si existe o no algún metal pesado o sustancia en ella que haya provocado la muerte de 994 patos cucharones durante el mes de diciembre.

El director de Medio Ambiente de Cuautitlán Izcalli, Gabriel Saavedra Ramírez, informó que el gobierno municipal espera los resultados de las pruebas de laboratorio que este fin de semana extrajo la dependencia federal, para poder determinar las causas que han provocado la muerte de estas aves migratorias en estos casi dos meses; sin embargo, hasta ahora, se cuenta con tres hipótesis sobre esta emergencia sanitaria.

Detalló que la principal ya fue confirmada por el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA), la cual se basa en el contagio de Influenza Aviar Tipo A entre las especies muertas; sin embargo, se desea descartar que éstas sean también portadoras de la enfermedad del Newcastle o que exista botulismo, por lo que es necesario desechar la idea de que existe la presencia de un metal pesado en el agua.

Saavedra Ramírez apuntó que, a pesar de que el número de patos muertos ha descendido drásticamente, se mantiene la alerta sanitaria en las comunidades aledañas al cuerpo de agua, con la intención de que se suspendan las jornadas de limpieza que habitualmente se realizan en la ribera, pues aunque no existe un riesgo para la población, debido a que la Influenza Aviar no se transmite a humanos, se puede convertir en un problema de salud pública, si la gente tiene contacto con el animal muerto o con las heces de éste.

Recordó que este fenómeno no se había presentado antes en la presa, ya que los mayores registros que se tienen acerca de aves migratorias muertas datan de los años 2007 y 2009, pero ahí las principales causas de esa mortandad están relacionadas con ataques de animales como perros y no con una enfermedad, como es el caso de la Influenza Aviar Tipo A.

Por su parte, el encargado de Limpieza de la Presa Guadalupe, Alejandro Olvera Cortés, aseveró que la muerte masiva de patos migratorios, los cuales comienzan a llegar a este cauce desde el norte de Estados Unidos y el sur de Canadá y a partir del mes de noviembre, es un fenómeno que no se había observado de esta manera desde hace 16 años, aunque se realizan los estudios para determinar las causas reales que la propiciaron.

Explicó que, cada año, arriban a este sitio entre 70 mil y 80 mil patos cucharones, por lo que la muerte de casi mil individuos representa poco más del uno por ciento, siendo la segunda y tercera semanas de diciembre donde se presentó el mayor número de decesos, aunque la tendencia ha disminuido en las últimas semanas, pues los encargados de la limpieza solo han hallado cadáveres dispersos en estos días de especies que incluso pudieron haber muerto en semanas anteriores, dado el grado de descomposición en el que se encuentran.

Agregó que, hasta el momento, el personal ha recorrido cerca del 95 por ciento de la presa como parte de las revisiones que efectúa para detectar si existen más patos que hayan perdido la vida; no obstante, se continúan realizando visitas a pie y en lancha para descartar algún otro brote de estos animales muertos.

Olvera Cortés puntualizó que la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) también realiza estudios sobre la calidad del agua y el estado de salud de las aves que han llegado a esta presa en esta temporada, para verificar si éstas se encuentran enfermas; los resultados se darán a conocer en las próximas semanas.

La Presa Guadalupe tiene una extensión de 345 hectáreas y una capacidad de 60 millones de metros cúbicos de agua.

0 Reviews

Write a Review