ÚLTIMO MINUTO :

Continúa el paro de labores en la FES Cuautitlán; así acosan profesores a estudiantes

Isaac Ramírez – octubre 25, 2019

Este viernes, continúa el paro de labores en el campo 1 de la Facultad de Estudios Superiores Cuautitlán, debido a que el director de este campus universitario, Jorge Alfredo Cuéllar Ordaz, no ha atendido las peticiones de los alumnos de escuchar las denuncias de alumnas que han sido víctimas de acoso por parte de profesores y alumnos.

El paro inició este miércoles 23 de octubre, a las 20:00 horas, cuando los estudiantes decidieron en la Asamblea Universitaria suspender las actividades de esta institución, debido a las denuncias de acoso sexual que han afectado a algunos alumnos y de las que aparentemente la autoridad educativa ha sido omisa.

De acuerdo con los alumnos, el movimiento estudiantil busca visibilizar este acoso en la comunidad universitaria para que más víctimas se atrevan a denunciarlo, al tiempo en que se destituye del cargo a los profesores señalados y se avanza en la instalación de una Unidad Jurídica en este campo, para que atienda las denuncias de las y los ofendidos.

Los participantes señalaron que, a partir de la instalación del “tendedero del acoso”, el cual fue colocado en la explanada central del campus el miércoles pasado, se pudieron captar más de 50 denuncias de los y las jóvenes, quienes también denunciaron públicamente sus casos y coincidieron en señalar el abuso que comenten al menos seis profesores y tres alumnos, además de un trabajador administrativo, de quienes exigieron la baja inmediata.

En el caso de los docentes, los alumnos coincidieron en que éstos recurren a prácticas como condicionar una calificación a cambio de intercambiar número telefónico, tener acceso a sus teléfonos móviles para indagar en su contenido o sentarse en la parte frontal del salón para observarlas detenidamente, entre otras.

Las víctimas

A sus 25 años, Daniela, como ha pedido que se le llame para evitar una repercusión en sus estudios por denunciar estos actos, señaló que conoció el acoso hace unos días, cuando su profesor de Química Orgánica II tomó una fotografía de sus redes sociales y se la envió por mensaje directo para preguntarle el por qué salía tan sexy.

Hace unos días, el profesor José Luis Aguilera “N” descargó una fotografía mía, sin permiso y me la envía a mi WhatsApp, preguntándome en dónde estaba tan sexy. No le respondí, pero él pudo tener acceso a mi cuenta, porque nos pedía que nos integráramos a un grupo de esta red social para actividades escolares y que tuviéramos guardado su número en nuestros teléfonicos para que pudiera ver nuestras fotos o, de lo contrario, nos sacaría del grupo, lo que afectaría nuestra calificación”, relató la joven.

Tras el incidente, la joven le incriminó el por qué había tomado su imagen, aunque también decidió ya no asistir a su clase y evitar estar cerca de él, pues, previamente, le había pedido a Daniela y tres de sus amigas que se sentaran en la parte delantera del salón de clases para que pudiera observarlas mejor y, en otra ocasión, le propuso a este mismo grupo de compañeras ayudarles en un examen a cambio de que le dejaran ver el contenido que guardan en su celular, incluyendo galerías fotográficas y redes sociales.

Mariana, de 20 años de edad, también fue víctima de este mismo profesor al ingresar a la universidad y cuando comenzó a cursar la materia de Cálculo Integral y Diferencial

Yo me empecé a sentir incómoda con sus actitudes, porque sentía algunas miradas en mis pechos y como él nos dijo que si participábamos en sus clases, nos daría puntos, pues yo lo hacía, pero todos en el salón se dieron cuenta de la actitud que tenía hacia mí, por lo que mis amigos nunca me dejaban sola y procuraban cubrirme para que él no pudiera verme.  

Al terminar el semestre, comenzaron a agravarse las irregularidades, pues me dijo que había perdido mi examen final y me reprobó. Tuve que recurrir a la Vuelta A y, a pesar de que había respondido la prueba como el resto de mis compañeros, ellos pasaron y yo nuevamente reprobé. Pasé a la Vuelta B y nuevamente no aprobé a pesar de que el examen fue a libro abierto. Ahí, fue donde me dijo que si quería pasar, me quedara al final con él a solas para revisar mi caso. Obviamente, no lo hice y debo esa materia”, comentó la joven.

Entre las denuncias que los jóvenes interpusieron en el tendedero del acoso, se pueden leer más casos en los que ha incurrido este profesor, al que los estudiantes le han puesto nombre para evitar que siga siendo protegido por las autoridades estudiantiles. Entre los casos, se encuentra el de un joven que también relató que ese mismo maestro le ponía la mano sobre el pene cuando lo citaba en su cubículo.

Los estudiantes coinciden en que las actitudes del profesor son acompañadas de los relatos sobre sus experiencias sexuales que da a conocer durante las clases, sin que estén justificados, y expresiones machistas o misóginas, en donde minimiza el esfuerzo de las mujeres por escuchar música del género reggaetón o por su capacidad para salir adelante, lo que ha generado miedo ante sus estudiantes al verlo como un personaje agresivo.

Como los descritos, los casos abarcan a cinco docentes más, aunque, hasta ahora, no existe una denuncia formal por acoso sexual ante la Fiscalía General de Justicia del Estado de México; sin embargo, sí se han expuesto algunos casos ante la Unidad Jurídica, ubicada en el campo 4 de esta universidad, pero ninguna ha derivado en algún castigo ejemplar para los agresores.

Entre el pliego petitorio de los alumnos, se encuentra la destitución de los profesores con antecedentes de acoso y violencia de género, la instalación de la Unidad Jurídica con Perspectiva de Género en el campo uno, la apertura de carpetas de investigación a profesores y estudiantes señalados en el tendedero, así como garantizar la seguridad e integridad de quienes han sido víctimas de acoso y violencia de género.

Is Ram

Read Previous

Nuevo reconocimiento a Enrique Vargas como mejor alcalde del país

Read Next

Inicia programa Mujeres Policías libres de violencia en Neza