ÚLTIMO MINUTO :

Urgen a concluir el Hospital Regional de Tlalnepantla y a darle un destino al Hospital General que quedó inservible por sismo

Isaac Ramírez – septiembre 19, 2019

A dos años del sismo de magnitud 7.1 con epicentro en Morelos y que dejó severos daños estructurales en el Hospital General de Tlalnepantla, ubicado en la colonia Valle Ceylán, lo que implicó el cierre definitivo de éste, autoridades municipales, derechohabientes  y vecinos solicitaron al Gobierno del Estado de México apresurar la construcción del Hospital Regional que se construye en la colonia Jorge Jiménez Cantú, en la zona oriente de esta localidad, luego de que la edificación lleva más de seis años sin ser concluida.

Vecinos del inmueble, localizado entre las calles Cerro Cantera y Cerro Pepetlac, y a un costado del Deportivo Caracoles, señalaron que la obra se construye con varios retrasos, ya que los trabajos cuentan con interrupciones prolongadas que no permiten que pueda ser inaugurado por las autoridades estatales.

«De pronto, vemos muchos trabajadores ingresar y maquinaria que pasa por las calles, pero cuando nos damos cuenta, ya no hay ningún trabajador y la obra nuevamente la abandonan. En abril, la retomaron y han estado trabajando como ahorita, pero avanzan un poco y luego la dejan, ya ni nos emociona porque no sabemos cuándo la van a terminar», indicó la dueña de un establecimiento comercial de esta colonia.

Al realizar un recorrido por la zona, se pudo constatar que, en el lugar, hay presencia de al menos una veintena de trabajadores y de una excavadora, así como de algunas revolvedoras; sin embargo, algunos espacios del hospital continúan en obra negra, mientras que otros ya cuentan con algunos acabados y cristales.

«Siempre hay gente que cuida el ingreso al predio, pero el número de albañiles que entran varían de acuerdo con la temporada, lo que sí se nos hace extraño es que lleven tanto tiempo con la obra y no puedan terminarla, cuando es una prioridad para la gente», destacó Luis, un vecino del deportivo Caracoles.

La construcción del Hospital Regional de Tlalnepantla inició el 15 de agosto de 2013 cuando el entonces gobernador Eruviel Ávila Villegas colocó la primera piedra de este hospital que sería construído por la empresa Grupo Legna con una inversión de 550 millones de pesos y concluido 18 meses después; sin embargo, seis años más tarde, apenas registra un avance de 70 por ciento y el costo de la obra aumentó a 900 millones de pesos; es decir, 63.3 por ciento más que lo proyectado al inicio.

La urgencia de que el nuevo nosocomio opere a la brevedad, se incrementó con el cierre del Hospital General, el 19 de septiembre de 2017, cuando el sismo provocó daños estructurales que hizo necesaria la evacuación de quienes se encontraban hospitalizados y eran atendidos en este sitio, quienes tuvieron que ser trasladados a clínicas de municipios aledaños como Atizapán, Cuautitlán Izcalli y Naucalpan; semanas más tarde, el personal médico también fue transferido a estos espacios médicos del gobierno estatal, donde aún laboran sin tenee claro cuándo podrán regresar a Tlalnepantla.

En el sitio, localizado en Valle Ceylán, únicamente se encuentra operando el Centro Ambulatorio para la Prevención y Atención de VIH/SIDA e Infecciones de Transmisión Sexual (Capacits), un módulo móvil de afiliación al Seguro Popular y un espacio conocido por los trabajadores como el albergue, donde alrededor de 15 personas continúan realizando actividades administrativas, incluyendo a la directora general de ese hospital, quienes ocupan las espacios comunes como estacionamiento, aunque el edificio principal permanece cerrado y, a decir de algunos de los trabajadores, vacío, pues el equipo fue retirado tras decretarse que no era viable su ocupación por los daños ocasionados por el movimiento telúrico.

«A mí me bajaron las ventas al cien por ciento con el cierre del hospital, pues aquí venían a comer médicos, enfermeras y familiares de los pacientes, pero desde hace dos años casi no tengo cliente. Continúa funcionando mi negocio porque nos han dicho que es posible que puedan derribar los últimos dos pisos del edificio, para convertirlo en un hospital de ginecoobstetricia, pero no nos dicen para cuándo puede ocurrir esto y nosotros ya estamos desesperados», comentó Elvia Correa, dueña de una cocina económica aledaña al nosocomio.

Al respecto, el alcalde Raciel Perez Cruz hizo un llamado urgente al gobierno estatal para que concluya el hospital que se construye en la colonia Jorge Jiménez Cantú y que se defina el futuro que tendrá el inmueble que quedó abandonado en Valle Ceylán.

«En Tlalnepantla, el tema de salud ed un tema pendiente, pues 54 por ciento de la población no tiene acceso a los servicios de salud y hay un déficit de 348 medicos por cada mil habitantes, por eso llamo respetuosamente y de manera urgente al gobierno estatal para que muy pronto se resuelva la situación del Hospital Regional de Ceylán, pues es una de las demandas más sentidas de la ciduadanía (…) pedimos que se resuelva la situación pues aunque se está construyendo un hospital en la zona del Deportivo Caracoles, no avanza y este tema sigue siendo una demanda creciente de la gente», sostuvo.

Consultados sobre los avances de la demolición del nosocomio que está en Valle Ceylán y de la construcción del que está en la colonia Jorge Jiménez Cantú, la Secretaría de Salud del Estado de México se limitó a informar que el nuevo hospital registra un avance de 70 por ciento y contará con 110 camas, un área de hospitalización para hombres y otra para mujeres, una más para atención pediátrica, cuatro quirófanos, un área de recuperación postquirúrgica, dos salas de expulsión, terapia intensiva, banco de sangre, rayos X, cuneros neonatales, asi como salas de mastografia y ultrasonido.

Ahí, se brindarán servicios de ginecología y obstetricia, pediatría, medicina interna, otorrinolaringología, gastroenterología, cardiología y oftalmología, entre otros, en beneficio de 600 mil personas.

Sin embargo, la dependencia estatal no brindó información acerca de la fecha en que será concluída la obra y sobre el destino que tendrá el inmueble que albergaba al Hospital General de Tlalnepantla.

Lucas Moreno

Read Previous

Detienen a otro implicado en el homicidio de argentina en residencia de Atizapán

Read Next

Alertan sobre posible presencia de bacterias en toallitas para bebé