Cerca de 98% de los robos al transporte de pasajeros no se denuncia

Isaac Ramírez – junio 17, 2019

Alrededor del 98 por ciento de los robos que se cometen en el transporte de pasajeros no es denunciado ni por los usuarios ni por las empresas afectadas, lo que inhibe el combate a este delito en el Estado de México, debido a que esta desconfianza que existe en las autoridades ha impedido que se puedan llevar a cabo investigaciones que posibiliten la desarticulación de bandas dedicadas a cometer estos actos.

El presidente de la Cámara Nacional del Autotransporte, Pasaje y Turismo (Canapat), Odilón López Nava, indicó que el sector enfrenta un escenario complicado, debido a que prevalece la desconfianza de la ciudadanía y de los propios empresarios para denunciar estos robos, ya que solo dos por ciento lo hace, pero generalmente lo realiza solo para cobrar el seguro de los bienes que les fueron robados y no con la intención de combatir realmente este delito y que sean detenidos responsables de estos ilícitos.

Señaló que las rutas más peligrosas para el sector se encuentran en el Valle de México, principalmente, en las que generan una conectividad entre el Estado de México e Hidalgo, en Zumpango, pues se están enfrentando a otro tipo de delitos como la extorsión o a una competencia desleal e ilegal, por parte de las llamadas “brujas”, en municipios como Ecatepec.

“Mientras haya un desorden en el transporte público, no haya una base de datos confiable y no exista un registro del transporte público confiable, la situación de riesgo de asalto seguirá persistiendo, las policías atienden a todos y deberían de atender, si le eficientamos su estado de fuerza, solamente para el transporte concesionado y la estadística forma parte de éste y del irregular, por lo que mientras no haya un orden en el transporte, las acciones solo serán para contener el delito”, aseveró.

Odilón López señaló que la mayor parte de las rutas irregulares no se atreven a denunciar debido a su estado de ilegalidad, por lo que el universo de delitos sin una carpeta de investigación de por medio, continúa incrementándose, ya que, dijo, se estima que diariamente circulan 180 mil unidades concesionadas en el Estado de México y una cantidad similar de vagonetas, microbuses y camiones que no están en regla y que continúa desbordándose.

Ante ello, subrayó que los agremiados a la Canapat sostienen permanentemente mesas de trabajo con las autoridades de las policías de los tres niveles de gobierno, así como con las fiscalías General de la República y General de Justicia del Estado de México, con el objetivo de identificar las rutas que más están siendo afectadas por estos robos, con base en la incidencia delictiva y, de ser necesario, evidenciar a los elementos que no están cumpliendo con su labor, para que sean sustituidos y haya acciones verdaderas para combatirlo y que promuevan la confianza de los usuarios para que se atrevan a denunciar.

En torno a los recientes casos de apedreamiento de las unidades, manifestó que éstos no han ocurrido en el territorio mexiquense, sino en municipios como Maravatío, en Michoacán, o sobre la México-Querétaro, aunque los operadores han solicitado auxilio en el Estado de México; sin embargo, se tiene identificado que no se trata de algún modus operandi para cometer asaltos, sino de “travesuras” de menores de edad, a quienes exhortó a dejar de cometer estos actos que ponen en riesgo la vida de los pasajeros y conductores, como ocurrió en el pasado, donde perdió la vida una usuaria y otros más resultaron heridos por la volcadura de una unidad. 

Comentarios

comments