Hallan 222 fosas clandestinas en los primeros 164 días del gobierno de AMLO

Isaac Ramírez – mayo 14, 2019

Entre el 1 de diciembre de 2018 y el 13 de mayo de 2019, se han localizado 222 fosas clandestinas en 81 sitios de México, en donde se han encontrado 337 cuerpos abandonados, informó el subsecretario de Derechos Humanos, Alejandro Encinas Rodríguez.

Durante la conferencia matutina de este martes, el subsecretario señaló que casi 72 por ciento de los sitios, se ubican en Colima, Guerrero, Jalisco, Sonora, Tabasco y Zacatecas, mientras que las fosas se han hallado en 17 estados del país, 69.3 por ciento de ellas, se localizaron en Guerrero, Sinaloa, Sonora y Veracruz.

Además, 78 por ciento de los cuerpos exhumados en estas fosas clandestinas, fueron extraídos en Colima, Nayarit, Sinaloa y Sonora; aunque precisó que las cifras pueden variar rápidamente, debido a que los trabajos de búsqueda y reconocimiento continúan en estos lugares.

El funcionario federal mencionó que éste es el primer informe oficial que se genera en el país, acerca de la ubicación y registro de fosas clandestinas, cuerpos y restos humanos, pues siempre se ocultó, minimizó o se distorsionó la información interesadamente, por parte de las anteriores administraciones federales.

Indicó que este informe se realiza atendiendo el marco legal establecido en la Ley General en Materia de Desaparición Forzada de Personas y de Desapariciones del Sistema Nacional de Búsqueda, los cuales obligan a las autoridades a llevar un registro nacional de fosas comunes y clandestinas, para contar con información fidedigna y autorizada alimentada por las fiscalías general y de las entidades, que pueda derivar en un Programa Nacional de Búsqueda y otro de Exhumaciones e Investigación Forense.

Alejandro Encinas resaltó la importancia de contar con ambos programas, ya que se podrán identificar los patrones que originan la violencia en los estados y municipios, además de construir mecanismos para el desarrollo de las capacidades que posibiliten el reconocimiento de los cuerpos de las víctimas.

“Este trabajo deberá reconocer la magnitud del problema y establecer acciones para enfrentarlo y resolverlo, es complejo, pero es necesario contar con el contexto en el que se desarrolla y contribuir al acceso a la verdad y justicia para las víctimas, para que los delitos no queden impunes”, dijo.

El funcionario federal afirmó que, con base en este informe, se actualizará el Registro Nacional de Personas Desaparecidas y se elabora el Registro Nacional de Fosas, con base en los informes de la propia Subsecretaría, de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, la Fiscalía General de la República y las fiscalías de los estados, así como de los colectivos de víctimas y fuentes abiertas verificadas.

Además, se trabaja en el Diagnóstico Nacional Forense para fortalecer las capacidades de los Servicios Médicos Forenses, anfiteatros y laboratorios de genética, y en la construcción de un sistema nacional que homologue procesos, fortalezca las capacidades institucionales y canalice los apoyos para la cooperación internacional.

Por su parte, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseveró que su gobierno atiende las causas que generan la violencia y las necesidades de la población a través de programas de bienestar, con la intención de evitar que la gente se siga involucrando con los grupos de la delincuencia organizada y continúen apareciendo fosas clandestinas.

Subrayó que, como parte de la estrategia promovida por su administración para combatir el consumo de drogas, es fundamental la presencia de la Guardia Nacional, además de la implementación de una campaña de orientación a los jóvenes para que se alejen del consumo de las drogas, al tiempo en que se establecen los acuerdos con el gobierno de Estados Unidos para que le den el mismo trato al combate a las sustancias nocivas.

López Obrador no descartó la posibilidad de generar un acuerdo de paz con los grupos de la delincuencia organizada, a fin de terminar con la guerra contra las drogas que inició hace más de 13 años.

En este marco, se presentó la Estrategia Nacional contra las Adiciones, la cual busca cambiar la narrativa y las ideas generadas en la sociedad a partir de la llamada guerra contra el narcotráfico, mediante la atención a las causas que originan el consumo de estas sustancias y la desarticulación de la economía criminal. La campaña estará basada en tres pilares en los que participarán varias secretarias federales y será una adaptación de otra generada por la Organización de las Naciones Unidas, cuyo eje principal será escuchar a quienes han sido víctimas del consumo de drogas.

Comentarios

comments