Espacio Verde: Ciencia y reducción del uso de plásticos

Carlos Madrazo – mayo 7, 2019

Es muy favorable que en varios Congresos locales de diversas entidades federativas, así como en la Ciudad de México se sumen esfuerzos para legislar a favor de la reducción del uso del plástico, específicamente en utensilios cotidianos como popotes y bolsas en supermercados. A través de iniciativas que cuentan con el aval de todos los sectores, promueven la formación de una conciencia ciudadana que erradique la utilización de este material que daña de manera irreversible el medio ambiente. Pero también a este esfuerzo colectivo se suma la investigación científica con resultados prácticos. Veamos.

Investigadores del Centro de Desarrollo de Productos Bióticos (Ceprobi) del Instituto Politécnico Nacional en Yautepec, Morelos, crearon cucharas comestibles con el objeto de evitar el uso de cucharas de plástico en comidas rápidas y su impacto en el ecosistema.

Tienen una consistencia parecida a la galleta y sabor similar al de un cereal integral. Están hechas a base de salvado de arroz, no se doblan ni pierden su consistencia al entrar en contacto con los alimentos hasta por 25 minutos y al término de la comida, si la persona lo desea, puede ingerir la cuchara; y si opta por desecharla, se estima que tardará alrededor de dos meses para desintegrarse sin causar ninguna afectación al ambiente.

Los científicos indicaron que en México el salvado de arroz se destina como alimento para animales, debido a que caduca en corto tiempo; sin embargo, los investigadores politécnicos en Yautepec lograron controlar la oxidación del producto y así desarrollaron las cucharas comestibles, además de otros productos como mazapanes y totopos altamente nutritivos.

El desarrollo de este proyecto tuvo una duración de diez años, durante los cuales realizaron múltiples pruebas para encontrar la textura perfecta de las cucharas comestibles y lograr reducir su degradabilidad a solo dos meses para después ser procesada por microorganismos o lo que haya en el medio ambiente donde se depositen.

Como vemos, la ciencia aporta conocimiento y resultados invaluables para reducir el empleo de plásticos que son una seria causa de contaminación. Recordemos que según estimaciones de la Organización de Naciones Unidas (ONU) 13 millones de toneladas anuales de estos residuos terminan en los océanos del mundo.

Comentarios

comments