ÚLTIMO MINUTO :

Detectan ordeña de tomas de agua potable durante la administración de Ana Balderas

Isaac Ramírez – mayo 27, 2019

La anterior administración municipal de Atizapán de Zaragoza, encabezada por la panista Ana Balderas Trejo, solo reportaba ingresos de entre 25 y 40 por ciento de las pipas que abastecía diariamente, lo que implicó un daño al erario público cercano a los 10 millones de pesos anuales; sin embargo, hasta hoy no existe ninguna carpeta de investigación contra los responsables.

El director del Sistema de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento de Atizapán (SAPASA), Alexander Estrada Rosales, reconoció que la anterior administración municipal solo reportaba un promedio diario de entre 30 y 60 pipas, a pesar de que el ingreso habitual es de entre cien y 120 pipas por día.

Señaló que, tras detectarse estas irregularidades al inicio de la administración de la alcaldesa Ruth Olvera Nieto, lo cual fue cotejado con los libros de ingresos y salidas de las unidades, se clausuraron las cuatro garzas que existían en igual número de pozos de este municipio, para evitar que continuara el robo de agua potable, las cuales ahora son resguardadas para evitar que sigan siendo ordeñadas.

Indicó que solo dejaron dos garzas abiertas, una para abasto de las pipas del gobierno municipal y otra con fines comerciales, que se encuentran en las oficinas centrales de SAPASA.

El funcionario municipal agregó que también se instalaron seis cámaras de videovigilancia en el inmueble, las cuales monitorean el ingreso y salida de los vehículos que abastecen de agua potable y están conectadas a la dirección general del organismo, para detectar en tiempo real alguna irregularidad, pues las imágenes y el conteo se contrastan con los reportes diarios que realiza el personal a cargo.

“Ya hay seguridad, pues tenemos las cámaras monitoreando y revisamos el reporte diario, los vales que ingresan, los litros que se despacharon, así como la última lectura del medidor en el día y la del día siguiente para que coincidan”, dijo.

Alexander Estrada señaló que también fueron sustituidos los seis funcionarios públicos que se encargaban de las garzas, aunque no existe ninguna denuncia en su contra, pues afirmó que se requiere captar el robo en flagrancia para poder acreditar la comisión del delito, lo cual no ocurrió.

Al respecto, la alcaldesa Ruth Olvera Nieto indicó que el “huachicoleo” de agua potable en la anterior administración contribuyó a la quiebra técnica y financiera en la que se encuentra SAPASA, cuya deuda alcanza los mil millones de pesos, pues se estima que la recaudación bajó 20 por ciento en el anterior trienio.

Is Ram

Read Previous

Pelea por la plaza, motivo del multihomicidio en chelería: alcalde de Coacalco

Read Next

Hallan cuerpo flotando en canal de aguas negras de Cuautitlán