Aumentan casos de traumatismo craneoencefálico por accidentes vehiculares provocados por uso de celulares

Arturo Callejo – mayo 22, 2019

En el Estado de México aumentó considerablemente el número de pacientes con traumatismo craneoencefálico, derivado de accidentes automovilísticos que han sido provocados por el uso de teléfonos móviles mientras conducen.

Tan solo el año pasado, en el Centro Médico del Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipios (ISSEMyM), se atendieron a 150 personas, es decir, 12.5 por mes, cuyas edades oscilaron entre los 18 y 40 años de edad.

La mayor parte fueron hombres, aunque, en fechas recientes, se igualaron los casos de mujeres que sufren choques automovilísticos o se impactan contra objetos contusos de la vía pública.

«Los traumatismos craneoencefálicos son más en hombres; sin embargo, ya las cifras se están juntando y las mujeres están ocupando un porcentaje muy similar, pero todavía el hombre tiene una incidencia más alta en traumatismo craneoencefálico. Hay un rango de edad muy importante, de 18 a 40 años de edad. El pico es muy alto, la epidemiología negra evidentemente es la primera causa de muerte en la gente joven por traumatismo craneoencefálico que causa daños irreversibles al cerebro”, explicó el neurocirujano del ISSEMyM, David Guerrero Suárez. 

La también llamada “epidemia negra” se presenta como fracturas craneales, hemorragias y elementos que contusionan el cráneo, lo que afecta el hogar de la persona que enfrenta este tipo de accidentes.

«En muchas ocasiones, está involucrado el líder de casa o afecta a la gente activa en su trabajo y en el hogar. La incidencia es alta por distracciones, ya sea por ir hablando por celular, por ir platicando o porque se ha ingerido alcohol”, agregó el galeno.

El neurocirujano Guerrero Suárez subrayó que si se conduce a más de 60 kilómetros por hora y se llega a impactar contra otra unidad a motor o algún objeto contuso como postes, espectaculares o árboles por ejemplo, la persona que sufre la fractura craneal tiene secuelas irreversibles.

“La situación es muy urgente, si hay que contestar el teléfono, pues hay que orillarse o tratar de tomar el momento más adecuado para hacerlo”, concluyó.

Comentarios

comments