Espacio Verde: Salvemos el Parque Ecológico de Xochimilco

Carlos Madrazo – marzo 26, 2019

Recordarán que en la colaboración anterior nos referimos al proyecto de rehabilitación integral del Canal Nacional que el gobierno capitalino dio a conocer para rescatar del abandono este importante afluente, reminiscencia del México precolombino, que cruza las demarcaciones Xochimilco, Coyoacán e Iztapalapa. Comentamos que sería ideal que este tipo de proyectos de rescate se ampliaran también a otros puntos de la ciudad, igualmente olvidados para reintegrarlos a la plataforma de zonas verdes, tan necesarias y benéficas para nuestra urbe.

Pues bien, otro de esos lugares que merecen y necesitan con urgencia un tratamiento a fondo para su reinserción al inventario capitalino de pulmones naturales contra la contaminación del aire es el Parque Ecológico de Xochimilco, espacio de suma importancia para los habitantes de la capital en lo general y muy en particular para los pobladores que radican en la zona sur.

Pese a que este parque en 1984 fue declarado como Parque Nacional y tres años después, en 1987, fue nombrado por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad, así como haber servido con éxito como dique al crecimiento de la mancha urbana en la zona chinampera, hoy en día luce tristemente abandonado.

En 1993 una asociación civil logró regenerar las 165 hectáreas que integran la superficie del sitio y le dio al parque una imagen distinta que lo posicionó como un referente turístico nacional e internacional en los años 90. Cientos de familias visitaban el parque principalmente los fines de semana para conocer su auditorio, el ajolotario, informarse de la flora y la fauna imperante, o bien pasear en lancha o bicicleta. Pero de todo ese atractivo, ya nada existe, incluso por el crecimiento de pastizales y breñales, el pasado 20 de febrero se registró un incendio que tardó más de once horas para que los bomberos y Protección Civil lo controlaran, causando un gran caos vial en el perímetro de la zona.

Esta riqueza ecológica, reconocimiento nacional e internacional y tradición histórica que conjunta el Parque Ecológico de Xochimilco demanda que confluyan esfuerzos en su ayuda para salvarlo. Si lo que necesita la Ciudad de México, entre otras muchas cosas, es la suma de amplias zonas verdes, entonces es momento de regresarle la majestuosidad y funcionalidad a este lugar. Estamos seguros que la Secretaría del Medio Ambiente local se dará a la tarea de diseñar un plan de salvamento para este que fue un referente capitalino.

Comentarios

comments