Disminuyen casos de tuberculosis en el Edoméx

Arturo Callejo – marzo 24 de 2010

Entre 2016 y 2018, el padecimiento de tuberculosis en el Estado de México disminuyó, pues en el primer año mencionado se contabilizaron 538 casos, por 513 de 2017 y 502 del año pasado, para dar un total de mil 553 eventos epidemiológicos en los últimos tres años.

Tan solo del 1 de enero de 2019 a la fecha, se han registrado 140 probables casos, por lo que, en el marco del Día Mundial de la Tuberculosis, el Instituto de Salud del Estado de México (ISEM) hizo énfasis en que este mal es prevenible y curable.

La tuberculosis se puede presentar en cualquier época del año y los síntomas que la acompañan son: tos persistente por más de dos semanas, fiebres por la tarde, pérdida de peso sin causas aparentes, sudoraciones nocturnas, falta de apetito y sensación de cansancio.

Sin embargo, cuando el mal se agrava, se presenta dolor de pecho, dificultad para respirar, sangrado al toser y dolores de cabeza.

Mientras que los factores de riesgo que la propagan son el VIH-Sida, desnutrición, diabetes, alcoholismo y tabaquismo, por lo que si se cuenta con alguno de estos padecimientos o es propenso a estar en constante contacto con contaminación, es recomendable acudir al médico por lo menos una vez al año para practicarse estudios de este tipo.

Para prevenir la tuberculosis, se tiene que aplicar la vacuna BCG a todos los niños recién nacidos, por lo que, durante la Primera Semana Nacional de Salud, en el Estado de México se aplicaron 13 mil dosis que inmunizan permanentemente al padecimiento.

Comentarios

comments