Crece deseo por el turismo oscuro

Fernando Cruz – noviembre 22, 2018


Son destinos atractivos que están ligados a la muerte, al riesgo, al desastre o a lo macabro. Este tipo de lugares se han convertido cada vez más en potenciales destinos turísticos para quienes buscan algo distinto.

En todo el mundo, el turismo oscuro es un detonante económico para las regiones y sus pobladores; aunque no se sabe con precisión desde qué año se practican, lo cierto es que cada vez crece más el interés por conocer sitios con esas características.

TURISMO ILEGAL

Algunas de estas actividades son ilegales, debido a que muchos de los recintos “turísticos” no están regulados por las autoridades.

En estas ocasiones resultan ser actividades económicas lícitas y mucha gente local la promueve como un modo de sobrevivencia y la justifica con el argumento de que se busca que la población conozca estos espacios para que no se vuelvan a repetir historias de guerra o muerte.

Si bien no son lugares muy visitados por la poca difusión que tienen, cada vez hay más interés en ellos y se observa a partir de la oferta, cuando las personas son quienes demandan una situación específica o a través de la industria turística, es decir, las agencias o promotores que articulan los lugares con los visitantes.

TURISMO OSCURO EN MÉXICO

De acuerdo con Álvaro López, investigador del Instituto de Geografía de la UNAM explicó que el narcotráfico, Día de Muertos e incluso el paso de los migrantes son parte el turismo oscuro.

El geógrafo indicó que al igual que la celebración del Día de Muertos en el Lago de Pátzcuaro y localidades cercanas como Janitzio o Tzintzuntzan, en Michoacán; así como Huaquechula, Puebla, y otros estados, también hay interés por conocer sitios ligados al narcotráfico.

Por ejemplo la Torre Miramar, en Mazatlán, donde se capturó la penúltima vez al Chapo Guzmán; la capilla Jesús Malverde, en Culiacán, Sinaloa; o el panteón Jardines del Humaya, que se asume como el cementerio de los narcotraficantes en México,

Además, otro atractivo es la experiencia de ser migrante. En Ixmiquilpan, Hidalgo, en una localidad llamada El Alberto se oferta la ‘Caminata Nocturna’, donde los turistas simulan ser ilegales que pretenden cruzar a Estados Unidos.

Los locales representan a los polleros o a la migra, el terreno es agreste, el viaje incómodo y a lo largo del recorrido los visitantes se encuentran con cholos que los quieren “asaltar”, “narcotraficantes” y “la migra”. El lenguaje y el trato son fuertes y la situación puede durar dos horas o toda la noche, añadió.

Los ‘Zapatours’ son una alternativa, que gira en torno al Ejército Zapatista de Liberación Nacional. Inicialmente se enfocó a la venta de artesanías, pero hoy los propios zapatistas reciben viajantes con el fin de dar a conocer su movimiento.

TURISMO EN EDOMEX

El estado de México también cuenta con este tipo de “turismo” que genera interés para las personas que buscan adentrarse en otro tipo de experiencias.
Aunque pareciera raro, los centros penitenciarios suelen ser misteriosos para muchas personas y uno de los más representativos es el penal de Almoloya de Juárez donde estuvo preso Joaquín el “Chapo” Guzmán y de donde escapó.

BOSQUES ENCANTADOS

A pesar de que Peña de Lobos es un parque ecoturístico para todas las personas, este mítico bosque solo es visitado en las noches por los más valientes y es porque de acuerdo a las leyendas de los lugareños el centro del bosque cuenta con una energía sobrenatural, incluso aseguran la existencia de seres mágicos como duendes, hadas y hasta seres maléficos.

CIRCOS DEL TERROR

En los últimos días es común ver otro tipo de circos que se asientan en las calles de la entidad, pero ya no son los típicos circos de payasos alegres, globos y trapecistas los que se han instalado y recorren el territorio mexiquense, se trata de circos con payasos malditos, demonios y juegos infernales.

“El circo de los horrores”, “El circo de los temores”, “El circo de los miedos” son algunos por mencionar los cuales han sido visitados por cientos de mexiquenses de Cuautitlán, Tultitlán, Tecámac, Ecatepec, etc.

SANTA MUERTE

En el municipio de Tultitlán se encuentra ubicado el monumento más grande de la Santa Muerte, el cual supera los quince metros de altura y es visible desde cualquier punto de la vía José López Portillo. Este templo llama sin duda la atención de propios y extraños.

TURISMO EN LA CDMX

En la Ciudad de México se encuentran casos como la Plaza de las Tres Culturas, que resulta atractiva no tanto por lo que simboliza, sino porque ahí se dio la matanza de estudiantes durante el Movimiento del 68, precisó Álvaro López.

Un caso interesante son los ‘Tepitours’, donde además de mostrar al visitante algunas cuestiones del comercio informal, los habitantes del barrio bravo de Tepito exponen parte de su cultura urbana y buscan reivindicar su espacio, muchas veces considerado riesgoso. Ahí también se puede visitar el templo de la Santa Muerte, o los espacios por los que es considerado la cuna del box en México.
La isla de las muñecas en Xochimilco también es uno de los atractivos más visitados en la ciudad de México.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

EN EL MUNDO

Sin duda lo más visitado son los campos de concentración nazi. Por ejemplo, en Auschwitz, Polonia, Los túneles de Củ Chi, en la ciudad de Ho Chi Minh, en Vietnam, la Zona Cero de Nueva York, donde se derrumbaron las Torres Gemelas. Y el desastre nuclear de Chernóbil.

Una de las experiencias más duras del turismo oscuro puede ser el viaje de la eutanasia, en Suiza, donde la gente contrata los servicios para que se le practique esta intervención deliberada para poner fin a su vida.

López López resaltó que “al ofrecerse esta opción también se quitan ataduras sociales. Actualmente hay mayor apertura y permisividad, las personas ya no se sienten avergonzadas de visitar espacios antes impensables porque ahí otros habían sufrido riesgo, dolor, tortura o muerte”.

TURISMO A LA PANTALLA CHICA

Debido al boom de los últimos años en el turismo oscuro, la máxima plataforma de streaming NETFLIX lanzó en agosto la serie Dark Tourist protagonizada por el Neozelandés David Farrier quien ha recorrido América y Europa en busca de experiencias aterradoras.

Comentarios

comments