Colibríes víctimas del amor

Fernando Cruz- noviembre 1, 2018

Para algunas personas tener una pareja podría ser más caro que un simple cortejo y recurren a métodos de conquista poco ortodoxos sin importar el costo o la vida de un ser vivo.

Creer que encontraron el amor de su vida pero por alguna cuestión ajena a ellos no están juntos es un problema, por lo que prefieren buscar métodos que les permita obtener el cariño y amor del que creen podría ser su pareja ideal.

AMOR OSCURO

Los actos de brujería o santería son practicados en todo el mundo desde tiempos remotos y son realizados a través de rituales para hacer un bien o en otros casos un mal.

Basta con caminar por las principales calles y avenidas de las colonias populares para apreciar locales comerciales donde se venden productos esotéricos, veladoras de colores, herbolaria poco convencional y donde personas ofrecen servicios de limpias, conjuros, trabajos de magia blanca y negra y los más comunes: los amarres amorosos.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

MÁGICO AMOR

El servicio de amarre amoroso es el más solicitado a los santeros y el objetivo es poder obtener el amor, cariño, o afecto de una persona principalmente del sexo opuesto al solicitante.

Este servicio es utilizado cuando la pareja deseada no se fija en la otra persona y esta lo desea a toda costa, sin importar el costo.

AMULETOS DE AMOR

Hoy Estado de México se dio la tarea de buscar a una persona que realiza estos “trabajos amorosos” y en Cuautitlán Izcalli localizamos a un “santero” que por razones de seguridad no reveló su nombre.

En entrevista comentó que los “amarres” son los más solicitados principalmente por mujeres, quienes buscan tener a su lado principalmente a un hombre.

El servicio tiene un costo de $800 a los $2mil 500 pesos y para poder realizarlo de la manera más efectiva es necesario realizar un ritual y dar sacrificio a un ser vivo, en este caso un ave. Y el más indicado es el colibrí.

De acuerdo con el “santero” el colibrí es el ave utilizada por excelencia, ya que su peculiar tamaño y su misticidad hace que el trabajo tenga resultados más efectivos.

COLIBRÍ

El colibrí también es conocido con el nombre de troquilinos y se trata de una subfamilia de los trochilidae, además reciben el nombre de quindes, tucusitos, picaflores, chupamirtos o chuparrosas.

Es el ave más pequeña del mundo, mide entre 5 a 10 cm en su mayoría, destaca por su hermoso colorido, una de las principales causas por las que es cazado.

El colibrí es una especie de las que más rápido mueve sus alas comprobado científicamente, desafortunadamente su vida está en riesgo ya que son utilizados para los “amarres amorosos”.

De acuerdo al santero el colibrí se convierte en una especie de amuleto para el amor verdadero, por lo que en muchos rituales amorosos termina siendo disecado.

FETICHE PARA LA FELICIDAD

Estas hermosas aves son atraídas por las flores en abundancia y es ahí cuando las capturan para luego venderlas a través del mercado negro.

Los trabajos con colibríes son crueles, terminan degollados y disecados dentro de pequeños morralitos o enterrados en panteones con previos rituales donde se evoca a la persona deseada.

Incluso circula en redes sociales un video donde graban un colibrí muerto amarrados con hierbas y una fotografía de una persona debajo de un colchón de un hotel de paso.

SIN RIESGO DE EXTINCIÓN

Estas aves picaflor, son originarias de América y han podido adaptarse poco a poco a la presencia humana; Rodolfo Córdova Ponce director del hospital de pequeñas especies de la UNAM campo 4 en Cuautitlán México señaló que hay una gran cantidad de colibríes en México y a pesar de que su número de población ha disminuido no es un ave que esté en peligro de extinción, ya que han logrado adaptarse a la urbe.

Apuntó que este tipo de aves son símbolo de la libertad por la velocidad a la que vuelan y su destreza, lo que hacen que sea imposible adiestrarlas o tenerlas como mascotas enjaulada, ya que de capturarlas podrían morir al poco tiempo.

La comercialización de estas aves está penada y constituye un delito; las personas que trafiquen ilegalmente con un animal podrán ser acreedores de una pena de entre uno y nueve años de prisión.

Comentarios

comments