Cristo monumental en Tepotzotlán abre debate por posible ecocidio

Hoy Estado de México – octubre 3, 2018

Con el fin de detonar el turismo religioso en el municipio de Tepotzotlán, la actual administración, en colaboración con la asociación civilCentro Cultural Señor del Nicho” planea colocar en una zona protegida una imagen religiosa de bronce de 15 metros altura.

De acuerdo con la asociación civil, el llamado “Señor del Nicho” se convertirá este año en el nuevo atractivo turístico del pueblo mágico de Tepotzotlán, con el cual pretenden atraer a un mayor número de turistas y detonar la fe católica de la población.

Sin embargo, la colocación ha tenido una serie de contratiempos, por lo que no ha podido ser instalada a pesar de que estaba programada desde el pasado 9 de septiembre, cuando se celebra la fiesta patronal, en la parte alta del cerro de las Tres Cabezas.

Falta de permisos, oposición social y denuncia de ecocidio son algunos de los motivos por lo que no se ha concretado su instalación por lo que la enorme imagen de bronce permanece en el primer cuadro municipal.

Presumen ecocidio

Hasta el momento más de siete mil 200 personas han firmado la petición de clausurar la obra en internet en la plataforma change.org que promueve Ignacio Aguado Castaño.

Debido a las intenciones de manifestación de culto religioso del alcalde c. Ángel Zuppa Núñez, se pretende penetrar en la Sierra de Tepotzotlán con una carretera hacia la cumbre de la reserva del monte denominado “Tres Cabezas” o “Cerro del Jorobado”, atentando contra la biodiversidad de una ya muy reducida reserva de especies como aguilillas, correcaminos, coyotillos, lechuzas, además de cactáceas protegidas y un sin número de flora y fauna”, señala.

Ignacio Aguado explica que la Sierra de Tepotzotlán es un refugio de especies y centro de esparcimiento para ecoturistas consientes y responsables, por lo que la instalación de un “Cristo” monumental de 15 metros no toma en cuenta el balance natural y la construcción de la carretera implicaría mayor degradación y contaminación de la zona.

Solicitamos la cancelación inmediata de las obras ya iniciadas, el retiro urgente de la maquinaria, la restauración del daño y el compromiso municipal y estatal de cancelación definitiva del proyecto y de otros similares que podrían surgir, sirviendo de antecedente para declarar a la zona como reserva de la biósfera, garantizando su conservación”, manifiesta.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Violan ley ambiental

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente clausuró el camino que abrieron como acceso principal para llegar a donde sería colocada la imagen de 15 metros al señalar que la apertura de camino en el ejido Tepotzotlán no cuenta con autorización ambiental federal.

La Procuraduría informó que la clausura tuvo sustento con el artículo 171 de la IGEEPA y que el responsable de las obras detectadas podría hacerse acreedor a una multa que va desde 30 y hasta 50 mil unidades de medida y actualización vigente.

La clausura se debió también a una denuncia ciudadana, por lo que personal de la delegación federal de la Profepa en el estado de México se apersonó en lugar, ubicado en las coordenadas ln 19°44´29.17´´ lw 99°15´55.58″, donde observó remoción total de vegetación natural.

La Profepa constató el cambio de uso de suelo en una longitud aproximada de 500 metros por 5 metros de ancho; la zona, de acuerdo al Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), corresponde a vegetación arbustiva de bosque de encino, la cual es competencia de esta procuraduría.

De acuerdo al inspeccionado, la apertura de camino será empedrado para dejarlo hasta un nivel estipulado, por lo que se puede estimar que la obra lleva un 50 por ciento de avance ( ) Además, se observó la presencia de un cuerpo de agua y remoción de cubierta vegetal, lo que afecta la captación del líquido, por el desvío la escorrentía superficial, lo que ocasiona la erosión del suelo”, determinó.

Pobladores rechazan la obra

Los habitantes de Tepotzotlán también se oponen a la colocación de la imagen, ya que aseguran jamás fueron consensados para tal obra, incluso mencionaron que desconocían de la imagen, hasta que llegó a la explanada municipal.

Los vecinos aseguran que junto a la imagen se pretende colocar un conjunto comercial con varios locales, lo que provocaría mayor conflicto vial por la entrada de vehículos y la escasez de otros servicios como el agua.

A través de un comunicado, pobladores dieron a conocer que en el cerro de las Tres Cabezas donde se colocaría el cristo de bronce se talarían los bosques de encino y encino roble, así como nopaleras, yucas, huizacheras y varias clases de agaváceas silvestres.

Además acabaría con la fauna como el gato montés, el coyote, la zorra gris, tlacuache, armadillo, águila real, cuervo, zopilote, tecolote, pájaro carpintero, correcaminos, víbora de cascabel, coralillo, cincuate, camaleón cornudo, escorpión, chapulines, arañas capulinas y viudas negras, tarántulas, alacranes, luciérnagas, mariposas.

Y en los cuerpos de agua ajolotes, acociles, carpas, truchas, ranas y sapos, ganado cimarrón que vive suelto en los cerros entre los que destacan una importante manada de caballos silvestres y grupos considerables de toros de lidia, por citar algunos.

A pesar de que se declaró su estatus de parque estatal desde el 26 de mayo de 1977, la sierra ha sufrido y sufre agravios a su integridad, desde 1999 a la fecha, se le han desincorporado más de 3 mil hectáreas a favor del Ejército mexicano y empresas privadas y se ha permitido la industrialización, contaminación y asentamientos irregulares de amplias áreas antes protegidas”, explica el comunicado.

Comentarios

comments