Son urbanos-metropolitanos 83 municipios mexiquenses

Hoy Estado de México – julio 20, 2018

De los 125 municipios mexiquenses, 83 son considerados urbano-metropolitanos, es decir el 66 por ciento, según la “Tipología del municipio mexicano para su desarrollo integral 2011”.

Por si fuera poco, otro 30 municipios están en proceso de transición, es decir, a punto de convertirse en urbanos, lo que representa el 24 por ciento del total; mientras que los 12 restantes son clasificados como rulares, es decir el 10 por ciento.

Frente a este panorama la Secretaría de Desarrollo Urbano y Metropolitano (Seduym) trabaja de manera coordinada con los tres niveles de gobierno, a fin de ordenar el uso de suelo, así como regular las condiciones para su transformación y conservación.

Y es que, de acuerdo con la directora general de Planeación Urbana, Nina Izábal Martínez, a nivel nacional el acelerado proceso de urbanización y el alto crecimiento demográfico han ocasionado que la población mexicana habite más en los espacios urbanos que en los rurales.

En 1900 la República mexicana tenía 13.6 millones de habitantes, de los cuales se asentaban en localidades rurales el 80 por ciento y en urbanas el 20 por ciento, pero en el año 2000 esta tendencia se revirtió ya que el 80 por ciento de la población se ha asentado en zonas urbanas y el 20 por ciento en rurales, situación que conlleva grandes retos”, detalló durante la presentación “Planeación urbana: ciudades seguras, equitativas y resilientes”.

Por ello, dijo, la Seduym emprende acciones para dar respuesta a cada uno de los desafíos territoriales, las cuales están alineadas con la Ley General de Asentamientos Humanos y el Plan Estatal de Desarrollo 2017-2023.

La funcionaria estatal subrayó que sumar fuerzas a través del Sistema Estatal de Planes de Desarrollo Urbano, le permite a la Seduym cumplir con la instrumentación del crecimiento de los asentamientos humanos, mejorar la calidad urbana de la entidad, dinamizar nuevas áreas urbanas e impulsar la creación de nuevas policentralidades.

Además, esta instrumentación permite favorecer la posición estratégica del estado como plataforma logística nacional con proyección global, impulsar nuevos usos de suelo para dar mayor dinamismo a las ciudades, favorecer la generación de plusvalías, incrementar la oferta de vivienda intraurbana, generar empleos cerca de las personas y mejorar la imagen urbana de los municipios y el espacio público.

Comentarios

comments