Sin riesgo cosecha de maíz por altas temperaturas en Edoméx

Arturo Callejo – junio 14, 2018

Sin bien el adelanto que se tuvo de la temporada de lluvias en el mes de marzo benefició a las parcelas de maíz al crear humedad al suelo, posteriormente la “ola” de calor registrada la última quincena de mayo derivó en heladas y sequía que perjudicó la planta, aunque esto no significa que esté en riesgo la producción del grano en el Estado de México.

Las tierras de cultivo afectadas por dichos fenómenos naturales se ubicaron al norte del Estado de México, sobre la parte alta de los municipios de San Felipe del Progreso, San José del Rincón, Ixtlahuaca y una parte de Villa Victoria, explicó Everardo Lovera Gómez, presidente de la Federación de Productores de Maíz del Estado de México.

Indicó que las heladas, las cuales estuvieron dentro del ciclo normal, fueron dispersas y no generalizadas, es decir, que algunas corrientes de frío provenientes del norte del país quedaron estancadas en esta región del Estado de México afectando los tejidos de la planta.

El líder maicero indicó que hubo más afectaciones por las altas temperaturas registradas en el norte mexiquense que por las heladas, pues tan solo algunos días de la última semana de mayo, en Atlacomulco, por ejemplo, el termómetro alcanzó los 29 grados centígrados.

“La alta temperatura va combinada con la falta de humedad, entonces, sequía y alta temperatura fue lo que predominó, pero es normal que dentro del 15 de mayo y el 6 de junio haya heladas, pero las altas temperaturas estuvieron fuera de tono y aún así las pérdidas de maíz están dentro de lo normal y la etapa de desarrollo del cultivo permite su recuperación”, manifestó Everardo Lovera.

Hasta finales de la semana pasada, las plantaciones de maíz en el norte del Estado de México alcanzaban entre 15 centímetros y el 1.20 metros de altura. Estas últimas fueron las más vulnerables a las heladas y a las altas temperaturas porque su etapa de desarrollo estaba cercano a la floración.

Pronósticos de lluvia favorecen buena cosecha

En este sentido, el meteorólogo de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM), Juan Pérez Domínguez, pronosticó que la temporada de lluvias se estará regularizando, trayendo beneficios a los diferentes cultivos en el Estado de México.

“La temporada de calor que pasamos se debió a la prematura temporada de lluvias, a finales de marzo, la cual fue larga pero benefició al campo porque se preparó bien la tierra y ya vuelven las lluvias, todo va bien a pesar de que se interrumpió el ciclo de lluvias, hay tendencia a que se estabilice el verano”, concluyó el experto universitario.

Comentarios

comments