Humor (in)voluntario, “conato de bronca” y “besos”, destacan en el tercer debate presidencial

Hoy Estado de México, junio 12, 2018

El tercer debate presidencial se caracterizó por su humor, aparentemente, involuntario; los alegatos superficiales entre candidatos y hasta solicitudes de besos entre los presidenciables que intercambiaron puntos de vista en el Gran Museo del Mundo Maya localizado en Mérida, Yucatán.

A 18 días de las elecciones presidenciales el candidato del PRI, José Antonio Meade Kuribreña, aprovechó para mandar saludos a la selección mexicana de futbol, en el segmento dedicado al crecimiento económico, pobreza y desigualdad.

“Estamos a dos días de que empiece el mundial, yo quiero desde aquí enviarle buenas vibra a la selección nacional”, declaró el priista.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: 

Mientras que en uno de los momentos más álgidos del debate,  quizás el más, el candidato presidencial de Morena, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), se enganchó en una alegata con el candidato presidencial del PAN, Ricardo Anaya, que acusó al morenista de haber asignado por adjudicación directa contratos por 170 millones de pesos al empresario José María Rioboó cuando fue jefe de gobierno de la CDMX.

El pleito originó un intercambio verbal en el que ambos candidatos quedaron frente a frente mientras levantaron la voz para acusarse mutuamente.

“Renuncia a tu candidatura”, solicitó Anaya; “yo no soy un corrupto como tú”, reviro AMLO.

Tras el encontronazo, serenado por uno de los moderadores, llamó la atención que el candidato independiente, Jaime Rodríguez “el Bronco”,  pidiera que los implicados se dieran un beso.

“Me divierto con ustedes, ahora dense un beso ¡caon!”, soltó el independiente.

Además durante el debate, mientras se discutía la permanencia o no de la Reforma Educativa, AMLO defendió al magisterio al asegurar que los maestros no vendían plazas.

“El único que vende plazas es el secretario de Educción (refiriéndose a Otto Granados Roldán) ese vendió la Plaza de Toros de Aguascalientes cuando fue gobernador ¡ya basta!”, declaró AMLO.

Los chascarrillos, incluido un libro falso sacado por José Antonio Meade para burlarse de una eventual derrota de AMLO y un celular sin pila mostrado por Ricardo Anaya; desataron las burlas de los internautas, quienes criticaron el  bajo nivel de debate de todos los abanderados presidenciales.

La cereza del pastel fue la relevación de la existencia del FBI en México, realizada por “el Bronco”, quien dijo que tiene un sistema llamado “Facebook Bronco Investigation, FBI”.

 

Comentarios

comments