FES Cuautitlán busca reducir el proceso de degradación del PET

Fernando Cruz, Junio 28, 2018

José Guillermo Penieres Carrillo, José Guadalupe García Estrada y Luis Antonio Martínez Arellano, académicos de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Cuautitlán, desarrollaron hace unos días  un proceso químico novedoso, económico, sencillo y eficiente que busca regenerar los monómeros del PET, un material cuya degradación en el medio ambiente es de hasta 500 años.

“Actualmente es casi imposible dejar de producir y utilizar PET, uno de los termoplásticos más importante y consumido debido a sus propiedades: ligero, higiénico, transparente, hermético, resistente, no tóxico y no altera las propiedades del contenido”.

Aseguró en entrevista el Doctor Penieres Carrillo, Premio Nacional de Química 2016 por la Sociedad Química de México en el área de Docencia, quien mencionó que este tipo de plástico PET  no es considerado un contaminante tóxico, pero no es biodegradable

Dijo que el  problema radica en su volumen de producción y su acumulación en tiraderos, lo que ocasiona problemas ecológicos que afectan el hábitat natural de la fauna, como sucede en la “Isla de Plástico”, ubicada en el Pacífico Norte, donde flotan más de 100 millones de toneladas de desecho, siendo el PET de los más abundantes.

“En los últimos años su uso ha aumentado lo que representa un grave problema de contaminación. Tan sólo en México, la Semarnat reportó que anualmente se desechan más de 90 millones de botellas fabricadas con este material, motivo por el cual el reciclado se vuelve un tema de relevancia social, pues procura un desarrollo sostenible más eficiente que logre disminuir el deterioro ecológico”.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Ante esta situación, los académicos de la FES Cuautitlán crearon un proyecto que busca la despolimerización y reciclado del polietileno tereftalato de etilo (PET) mediante la catálisis heterogénea, un proceso económico y menos agresivo para el ambiente.

“El proceso para lograr la degradación comenzó cuando se agregó hojuela de PET en un matraz y posteriormente el catalizador. La mezcla fue sometida a calentamiento térmico, teniendo como resultado un sólido amorfo llamado ácido tereftálico. De esta manera, se utiliza una arcilla natural mexicana como catalizador y medio de reacción para degradar químicamente el PET de desecho y obtener buenos rendimientos de uno de sus monómeros.Lo anterior puede realizarse con o en ausencia de disolventes y bajo condiciones de reacción de presión atmosférica más suaves, altos porcentajes de rendimiento y tiempos cortos de reacción a partir de la utilización de energía de microondas, térmica e infrarrojo. La metodología aplicada en la investigación fue repetida por los especialistas en varias ocasiones; en cada caso lograron resultados similares entre sí” señalaron

Actualmente, los especialistas estudian el diseño a nivel planta piloto de un reactor para degradar PET, el cual posteriormente propondrán a la industria con la finalidad de lograr un impacto real.

Finalmente, coincidieron en que la idea de generar menos residuos debe formar parte de toda sociedad y no sólo del ámbito científico. “La acumulación del PET dependerá de nosotros y de la cultura que generamos a las futuras generaciones”, concluyeron.

Dato:

De acuerdo con la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), el 80 por ciento de los residuos que son producidos en el hogar y el trabajo son reutilizables o reciclables. Entre éstos se encuentran los envases de PET, los cuales pueden reciclarse para la fabricación de nuevas botellas, hecho que generaría un importante ahorro de energía, materia prima y recursos naturales.

Comentarios

comments