ÚLTIMO MINUTO :

Enfrenta Edoméx escasez de agua e inundaciones

Fernando Cruz – junio 18, 2018

De manera paradójica el Estado de México enfrenta al mismo tiempo escasez de agua e inundaciones; factores como el incremento poblacional y la explotación de los mantos acuíferos han provocado que el suministro de agua potable sea cada vez más difícil y el sistema de drenaje se colapse en temporada de lluvias.

Escasez y manifestaciones

Ecatepec es el municipio más poblado de la entidad y el que más padece por falta del vital líquido para abastecer a los más de tres millones de habitantes; en lo que va de 2018 ha registrado más de una veintena de bloqueos carreteros por parte de vecinos de distintas colonias para exigir la dotación del vital líquido.

Comunidades como Xalostoc, Santa Clara, Viveros, Sagitario y unas cinco comunidades de la llamada Quinta Zona, además de las comunidades asentadas en la parte alta de la Sierra de Guadalupe exigen el suministro de agua, pues aunque de manera histórica padecen del abasto, en este año argumentan que ya suman varios meses.

Bloqueos en avenidas

Coacalco y Tultitlán son otros municipios que han sufrido escases de agua por lo que vecinos han decidido manifestarse con bloqueos en tramos carreteros como la vía López Portillo, vía primaria que conecta al menos cuatro municipios y que ha generado severos caos vial.

Inundaciones

Pero la escasez de agua no es el único problema que tienen en común esos municipios, sino que también sufren severas inundaciones en temporada de lluvia, como la registrada este pasado jueves cuando la lluvia en Tultitlán colapsó el servicio de transporte público y dejó kilómetros de autos parados.

Basta con que una pequeña llovizna caiga sobre estos municipios para crear encharcamientos y serios problemas viales que también afectan a los municipios de Tlalnepantla, Atizapán y Cuautitlán Izcalli.

En Cuautitlán Izcalli el exceso de líquido pluvial afecta a los vecinos principalmente de las colonias Niños Héroes y Luis Echeverría por el desbordamiento de la presa el Angulo, cuerpo de agua que recibe el líquido pluvial de los municipios de Atizapán y Cuautitlán Izcalli y que se ha desbordado en más de dos ocasiones.

En 2017 el desbordamiento de este cuerpo de agua afectó a más de 300 viviendas, causando daños irreparables en los bienes de las familias.

En el municipio de Tlalnepantla de Baz, la zona que se ha visto más afectada es la zona de Valle Dorado, pues queda baja el agua cuando llueve por más de 20 minutos, afectando Periférico norte de manera severa.

En Ecatepec el riesgo es por el desbordamiento de El Gran Canal que pone en riesgo a unas cinco comunidades, por lo que autoridades realizan un monitoreo para identificar filtraciones y reforzar las paredes del afluente.

Ro HEM

Read Previous

Audio de niños separados de padres en frontera

Read Next

Vecinos de Tlaltelolco atrapan y golpean a presunto asaltante