Daños por lluvia “ácida” en Valle de Toluca

Arturo Callejo – mayo 22, 2018

Si bien en abril fue cuando se presentaron las primeras lluvias ácidas en el Valle de Toluca, aún el agua de lluvia trae concentraciones importantes de gases contaminantes como dióxido de carbono y monóxido de carbono, así como polvo y polen que afecta la piel de las personas, los ojos se ponen rojos, afecta además la nariz y los labios.

Mientras que en edificios antiguos o monumentos, aparecen manchas y el material se empieza a corroer y las plantas se ponen amarillentas o negras y se secan, explicó el geógrafo de la Universidad Autónoma del Estado de México, Carlos Constantino Morales Méndez.

Estas lluvias ácidas contaminan los ríos y las cordilleras que en ellos hay y cuando los niveles de los ríos suben, como es el caso del río Lerma, pues el agua sube y se desborda y si fuera limpia se escurre y no hay problema, pero afortunadamente también en el Valle de Toluca tenemos lluvias que limpian la atmósfera, tenemos una atmósfera muy dinámica a nivel mundial”, indicó el especialista.

Desde el mes de noviembre, dijo Morales Méndez, los contaminantes tienden a concentrarse en la atmósfera y se van dispersando con las primeras lluvias de temporada, que en esta ocasión fueron en abril pasado.

Comentarios

comments