Apicultor mexiquense produce más de 6 mil abejas reinas por año

Hoy Estado de México – mayo 29, 2018

Con la producción de entre 6 mil y 7 mil abejas reina por año, Alfonso González Malagón, apicultor de Ocuilan, en el Estado de México, logra llevar su producción a los estados de Sonora y Tamaulipas, así como Chiapas, Campeche y Yucatán.

Con 38 años dedicado a la apicultura, Alfonso González aseguró que una de las actividades inmediatas que los apicultores realizan, es la producción de miel, sin embargo, dijo que también existe una actividad que para los productores es muy difícil pero no imposible: la producción de abejas reina, a lo que describió como la máxima actividad que puede haber.

En la actualidad producimos entre 6 mil 500 y 7 mil abejas reinas al año. Si la demanda es mayor, por supuesto que podemos producir más”, indicó.

Para la creación de abejas reina, el apicultor extrae de cada panal larvas de abeja que, de no haber sido manipuladas, se convertirían en abejas obreras; en un bastidor con diminutas copitas de cera de abeja que fabrica el mismo productor, traslada a las larvas y las deposita en cada espacio que previamente ha sido llenado con jalea real y que desde ese momento se convierte en el alimento de las larvas.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Estos bastidores con las larvas son depositadas en un panal que el productor denomina incubadora, en donde las larvas son cuidadas por abejas obreras y todas las larvas son potencialmente abejas reina, esto obliga al productor a mantenerse muy atento del nacimiento de ellas, lo cual ocurre en aproximadamente 11 días.

Si una abeja reina nace antes que las demás debemos sacarla de inmediato y llevarla a un panal “huérfano”, si una abeja nos gana, lo más seguro es que mate a las demás antes de nacer, porque la naturaleza dice que en un panal no debe haber más que una abeja reina”, explicó Alfonso.

Una vez que las abejas reina han nacido, el productor tiene que trasladar a cada abeja a un núcleo de fecundación, en donde la deposita y sale para ser fecundada por las abejas conocidas como zánganos.

Cada abeja reina es fecundada en el aire por alrededor de 18 zánganos, cada vez que la abeja reina se aparea con un zángano, regresa al núcleo en donde las obreras la “limpian” y vuelve a salir para ser fecundada nuevamente por otro zángano, una vez que ha completado el proceso de fecundación, la abeja reina no vuelve a salir jamás del panal y en sus cinco años de vida y gracias a su espermateca, logra depositar millones de larvas en cada panal que domina”, especificó.

Para su traslado a otros estados de la República, las abejas reina son depositadas en una pequeña jaula de madera con rejillas diminutas y es acompañada de seis abejas obreras quienes se encargarán de darle de comer durante el viaje.

Comentarios

comments