Sin señalización, obras complementarias al NAICM

Manuel López – abril 9, 2018

Los trabajos de construcción de la autopista Pirámides-Texcoco, que conectará al Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), en Texcoco, carecen de señales que pongan en alerta a los automovilistas de las obras que se realizan en la zona lo que aumenta el riesgo de accidentes.

A lo largo de 2 kilómetros sobre la carretera Texcoco-Lechería, donde entroncan los trabajos de la nueva vía, traileros, cargueros y conductores de autos particulares tienen que reducir su velocidad ante la edificación de un viaducto.

Sin embargo, la maniobra de frenado la realizan sin contar con señales viales que prevengan y pongan en alerta a los automotores de los trabajos, por lo que algunos han sufrido choques ante la alta velocidad con la que conducen sus unidades.

En la zona, el plan del gobierno federal es conectar las actuales autopistas Pirámides-Texcoco y Peñón-Texcoco con la nueva vialidad Pirámides-Texcoco, para convertirla en la principal arteria que recorrerá las inmediaciones de la terminal aeroportuaria.

Pero, de acuerdo con la policía federal, en lo que va del año se han registrado por lo menos tres choques de magnitud entre los kilómetros 28 y 34 de la carretera Texcoco-Lechería, justo en el tramo donde se llevan a cabo las obras complementarias al NAICM.

Además, la circulación de los autos se ha reducido sólo a dos de los cuatro carriles sobre la carretera Texcoco-Lechería, lo que ha dificultado el tránsito en los municipios de la zona oriente del Estado de México, como Tezoyuca, Atenco y Acolman.

Incluso a decir de los conductores, la falta de agentes de tránsito que agilicen la circulación en el tramo de obras provoca que, en horas de mayor afluencia, la carga vehicular alcance hasta los 4 kilómetros de distancia en ambas direcciones.

Comentarios

comments