Omiten aplicar a niños vacunas contra el VPH

Arturo Callejo – abril 30, 2018

Aunque médicos especialistas indican que también los niños tendrían que recibir la vacuna contra el Virus de Papiloma Humano (VPH) para prevenir el cáncer cervicouterino en la mujer, el sector salud público del Estado de México sólo la aplica a las niñas.

Osvaldo Arturo Servín Monroy, jefe del departamento de Epidemiología del Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipios (ISSEMyM) comentó que también a los niños se les debe aplicar la vacuna, pues tanto hombres como mujeres pueden ser portadores del Virus del Papiloma Humano.

El Instituto de Salud del Estado de México (ISEM) aplica cada año vacunas a todas las alumnas de quinto grado de primaria, que las protege del VPH y disminuye los riesgos de contraer cáncer.

De 2012 a 2016 el ISEM aplicó un millón 221 mil 588 vacunas contra el Virus del Papiloma Humano a niñas de once años de edad, sin considerar aún su aplicación a los niños.

Servín Monroy enfatizó que no hay que dejar a un lado a los varones, quienes pueden contraer otro tipo de complicaciones a raíz del papiloma humano como cáncer de pene, ano u orofaríngeo.

En el sector privado cada vacuna tiene un costo aproximado de 3 mil pesos que los padres de varones tendrían que pagar para proteger a sus hijos, pues en el sector público hasta el momento únicamente se aplica a las mujeres.

“Al aplicarles la dosis estamos protegiendo que en un futuro puedan adquirir el virus de papiloma humano y por consecuencia otras complicaciones, entre ellas el cáncer cervicouterino para el caso de las mujercitas”, explicó el especialista.

¿Qué es el Virus del Papiloma Humano (VPH) o papilomavirus

Los virus del papiloma humano (VPH) o papilomavirus son un grupo de más de 150 virus, de los cuales aproximadamente 35 se asocian con lesiones tanto benignas como malignas (cáncer) y se transmiten al tener relaciones sexuales orales, vaginales o anales con una persona infectada, por lo que se considera una enfermedad de transmisión sexual y es tan común que casi todos los hombres y mujeres lo contraen en algún momento de sus vidas.

De acuerdo con la Secretaría de Salud, en muchas ocasiones el VPH puede no generar problemas de salud pero los virus 16 y 18 causan casi el 70 por ciento de los casos de cánceres cervicales mientras que los tipos 6 y 11 causan el 90 por ciento de las verrugas genitales. Además de lo anterior algunos papilomavirus pueden provocar cáncer de vulva, vagina, pene, ano u orofaríngeo.

Mitos inhiben medidas preventivas

El médico especialista señaló que se debe reforzar una cultura de prevención en los padres de familia para que apliquen la vacuna a sus hijos, pues aseguró que aún falta sensibilidad, principalmente en quienes habitan en zonas rurales, “en donde todavía hay mitos y resistencia de no querer aplicarles la vacuna del papiloma humano a estos niños”.

Dijo que es importante que los papás, en cualquier época del año lleven a sus hijos o hijas a algún centro de salud o clínica para que se les aplique de forma gratuita el cuadro de vacunación del papiloma humano, que se aplica a los 11 años en dos dosis.

Comentó que es importante que los menores cuenten con esa vacuna, pues los estudios revelan que en el Estado de México la actividad sexual de muchos niños y niñas comienza en la mayoría de los casos a partir de los 14 años.

“De no protegerlos no sólo pueden adquirir el Virus del Papiloma Humano, incluso el VIH-Sida, éstas son las enfermedades de mayores estragos entre la población juvenil y adulta, porque al tener estas prácticas tan jóvenes y sin protección y de manera irresponsable, pueden adquirir muy posiblemente cualquiera de las patologías de transmisión sexual”, advirtió el jefe del departamento de epidemiología del ISSEMyM.

También los adultos deben protegerse

Refirió Servín Monroy que también las personas adultas pueden vacunarse contra el Virus del Papiloma Humano, tomando en cuenta la actividad sexual que han tenido y con cuántas parejas se han relacionado.

 “Aquí hay que valorar al paciente y ver si es factible vacunarlo, pero sí es posible que los mayores de 18 años reciban la vacuna, pero de manera general los padres de familia deben tener ese cuidado, de llevar a sus hijos a vacunarse contra el papiloma humano, pues sus prácticas sexuales se dan a edades tempranas.

“Hay que tratar de empoderar esa parte en el hogar, sin decirles o pedirles que no tengan actividad sexual, pero sí proteger a ese grupo de edad, hay que prevenir acercándose al centro de salud o a la unidad médica más cercana para que los podamos orientar”, finalizó Osvaldo Servín.

 

 

Comentarios

comments