Incertidumbre por desaparición de 6 jóvenes de Tlaxcala en Oaxaca

Hoy Estado de México – abril 26, 2018

El pasado 27 de marzo Erick Lira Morales, Eduardo Montiel Morales y Eduardo Sánchez Baez, de 24, 25 y 24 años de edad respectivamente, partieron de Quilehtla, Tlaxcala, a bordo de un auto blaco VolksWagen con rumbo a la comunidad de Temascal del municipio de San Miguel Solyatepec del estado de Oaxaca para asistir a la Feria de la Mojarra.

Según sus familiares, los jóvenes fueron detenidos en el poblado oaxaqueño por autoridades locales y presuntamente liberados el 4 de abril, fecha en que habrían emprendido el viaje de regreso a Tlaxcala, sin embargo, desde ese día ya no supieron nada de ellos.

Fue por eso que dos hermanos de Erick Lira, Jonathan y Ubaldo, de 24 y 14 años de edad, acompañados de otro amigo de nombre Jose Armando Martínez de 18, se trasladaron a San Miguel Solyatepec a buscar a los tres jóvenes a bordo de una camioneta blanca tipo pick up, pero también se perdió toda comunicación con ellos desde el pasado 6 de abril.

La Procuraduría General de Justicia de Tlaxcala informó que mantiene comunicación constante con la Fiscalía de Oaxaca para establecer grupos de trabajo que permitan obtener resultados positivos para la localización de los afectados.

Según las autoridades tlaxcaltecas, se tiene conociemiento que en medio de una fiesta en Semana Santa, los primeros tres jóvenes reportados desaparecidos conocieron a una chica originaria del pueblo de Temascal, quien intentó huir de su casa e irse con ellos.

Familiares cercanos a la joven aseguran que la madrugada del 4 de abril la policía municipal detuvo a los cuatro para evitar la huida. “Se habían conocido días antes, no eran novios, ella sólo quería irse de su casa”, precisó un familiar al diario El Universal, quien prefirió omitir su identidad por seguridad.

Se escuchó que unos hombres se querían llevar a una muchacha, pero no sabemos más, no es nuestro asunto”, esa es la respuesta común de los pobladores de San Miguel, municipio dedicado a la pesca y al comercio.

El familiar de la joven a quien se le frustró la huida del pueblo asegura que a ella se le dejó en libertad el mismo 4 de abril por la tarde, pero nadie volvió a saber de los fuereños. Tampoco se sabe nada de Jonathan, de 24 años; José, de 18, y Ubaldo, de 14 de los otros tres  jóvenes que
días después llegaron de Tlaxcala y emprendieron la búsqueda de sus familiares  en territorio oaxaqueño.

Hallazgo desafortunado

El pasado martes en la carretera federal 145, la única forma para acceder a Soyaltepec, a menos de un kilómetro de los límites entre Oaxaca y Veracruz, fueron encontrados envueltos en llamas una camioneta tipo Pick up y un auto Volkswagen, ambos blancos, con placas de Veracruz y Tlaxcala. Se trata presuntamente de los vehículos en los que viajaban los jóvenes antes de desaparecer.

El Vicescal Regional de la Cuenca, con sede en Tuxtepec, Gustavo Carlos Zúñiga, acompañado por integrantes de la Agencia Estatal de Investigación, acudió al lugar donde el fuego consumió los vehículos y sólo quedaron cristales rotos y  algunas piezas de las unidades.

Zúñiga ha pasado de arfimar que la investigación no es de competencia estatal, pues asegura que los jóvenes habrían desaparecido en territorio veracruzano, a aceptar que se abrió la carpeta 1090/FTDAI/2018 por el delito de “secuestro y demás que se conguren”.

Con información de El Universal y Excélsior.

Comentarios

comments