Hallan sin vida a sacerdote de la Basílica de Guadalupe

Hoy Estado de México – abril 26, 2018

El sacerdote de la Basílica de Guadalupe, Moisés Fabila Reyes, quien presuntamente había sido secuestrado el 3 de abril, fue hallado sin vida el domingo pasado en un predio baldío del municipio de Emiliano Zapata, Morelos.

De acuerdo con algunos reportes periodísticos, la familia del sacerdote decidió no hacer público el secuestro y mantener al margen a la Arquidiócesis de México de las negociaciones que establecieron con los plagiarios, las cuales iniciaron en dos millones de pesos, monto que habría sido cubierto antes del hallazgo del cadáver del clérigo.

A través de un comunicado, la Fiscalía General de Justicia morelense confirmó que el presbítero de 84 años falleció a causa de un infarto agudo al miocardio y aclaró que no cuenta con denuncia alguna respecto del secuestro del cura.

La dependencia fijó su postura sobre esa versión: “según versiones periodísticas habría sido secuestrado y pedían 2 millones de pesos por su rescate, pero al tener problemas del corazón habría muerto antes de cerrar la negociación con la familia”.

“La Fiscalía General del Estado de Morelos no cuenta con denuncia alguna por algún hecho delictivo que involucre a Moisés Fabila Reyes, ni se cuenta con información que determine si fue o no privado de la libertad como se ha difundido.

“No obstante lo anterior, esta Institución estará atenta a cualquier solicitud de colaboración para apoyar a dependencias estatales y/o federales en el esclarecimiento de estos lamentables acontecimientos”, señaló la dependencia en el documento.

La fiscalía informó que ayer por la noche, una mujer de nombre Elizabeth, lo reconoció “como el cuerpo de su padre”, sin que arroje más datos respecto a esto último.

Según los reportes policiacos, el cadáver presentaba lesiones en la espalda, al parecer producto de que habría sido arrastrado algunos metros.

Peritos de la fiscalía hicieron el levantamiento y lo trasladaron al Servicio Médico Forense.

Con información de Proceso y Milenio.

Comentarios

comments