Corrupción y sobrepoblación caracterizan a penales del Edoméx

Fernando Cruz – abril 11, 2018

El estado de México ocupa el primer lugar en sobresaturación penitenciaria a nivel nacional con el 169 por ciento más de su capacidad, pues de los 21 centros diseñados para cerca de 10 mil reos, hay 27 mil, de acuerdo con el Órgano Administrativo Desconcentrado Prevención y Readaptación Social (OADPRS).

Además de que un reciente análisis del World Justice Project (WJP) México reveló que los penales de Chalco y Neza en la entidad son dos de los cinco penales más corruptos de México.

De acuerdo con las cifras de la Encuesta Nacional de Población Privada de la Libertad del INEGI publicada en 2017, que fue utilizada para realizar el análisis, los Centros de Prevención y Readaptación Social de Chalco y Nezahualcóyotl tienen 33 y 30 por ciento de corrupción, respectivamente.

De acuerdo con el estudio, de los centros carcelarios estatales los internos que más reportaron que alguna autoridad penitenciaria les pidió ser partícipes de actos de corrupción son los de las cárceles de la CDMX, 31 por ciento; del Estado de México, 22.9 por ciento; y de Puebla, 22.8 por ciento.

Cuotas por todo

El Travolta fue ingresado en el año 2000 por primera vez a un penal estatal en el municipio de Texcoco por el delito de robo de vehículo, en 18 años fue trasladado a 20 de los 21 reclusorios del estado de México.

Durante su corta estadía en cada uno de los centros penitenciarios fue testigo de los actos de corrupción por parte de las autoridades penitenciarias que piden cuotas por servicios de alimentación, acceso de familiares, concubina, seguridad, etc.
En entrevista, la esposa de El Travolta detalló que en los centros de readaptación todo es dinero y tuvo que pagar a los custodios, pues de lo contrario no le permitían el acceso.

“Por no llevar zapatos adecuados había tarifa de $50 y $100 pesos, por ir coqueta y llevar uñas largas o postizas había que pagar $50 pesos, por traer pestañas postizas o largas $50 pesos, por llevar comida de más $200 pesos y para que se pudiera quedar con la comida otros $200 pesos”, narró.

El Travolta participó en un motín en noviembre pasado en el penal de Neza y fue trasladado al penal 17 de máxima seguridad en Michoacán donde el 16 de marzo pasado perdió la vida a manos de otros internos.

Ingreso al infierno

Gabriel tiene 21 años de edad. Asegura que el delito por robo con violencia en Tultitlán por el que fue detenido fue fabricado, pero tuvo que pasar un año diez meses en el penal de Cuautitlán, en lo que demostró su inocencia, pero que fue un infierno.

Su vida cambio por completo; dejó a su hijo de apenas tres meses y tuvo que enfrentarse a una serie de situaciones al ingresar al penal como lesiones por parte de los custodios e internos.

Compartió celda con más de 200 reclusos, revueltos con internos sentenciados y procesados y “dormía como podía”.

Sufrió vejaciones y agresiones; su familia perdió todo su patrimonio para tratar de liberarlo, además de pagar cuotas cada día que lo visitaban para introducir alimentos, ropa y medicamentos, que eran los más caros.

El 13 de junio de 2017 una juez dictó sentencia absolutoria a favor de Gabriel, la cual fue confirmada el 1 de septiembre por el segundo Tribunal Colegiado en materia penal de Tlalnepantla.

Comentarios

comments