Acusan comuneros de violar ley al reiniciar obras de tren interurbano

Arturo Callejo – abril 24, 2018

El ingreso de 2 mil policías federales y estatales a predios de San Jerónimo Acazulco, en el municipio de Ocoyoacac, para permitir que prosigan las obras del tren interurbano Toluca-México, es una violación a la suspensión que otorgó el Juzgado Primero de Distrito a los comuneros, lo que significa que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), dirigida por Gerardo Ruiz Esparza, tomó la justicia con mano dura, acusó el representante legal de los pobladores, Santiago Pérez Alvarado.

Este martes, la fuerza pública arribó a terrenos donde dice el gobierno federal, cuenta con una modificación a la suspensión de amparo, desde la zona de El Pantano hasta la zona de la Maguillera, con el objetivo de que siga la obra detenida desde el 10 de enero pasado; sin embargo, aún no hay una resolución definitiva por parte de un Tribunal, es decir, el amparo sigue vigente.

Respecto a lo que recientemente informó la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, de que la obra está amenazada en su terminación, porque los comuneros siguen en su negativa de que el tren pase por predios de Acazulco, Pérez Alvarado señaló que la construcción no se concluirá a tiempo, pero no por culpa de los habitantes, sino porque ésta no fue bien planeada y consensuada desde sus bases, por ello la razón de su fracaso.

El representante legal dijo que en un recorrido realizado, resultó que la zona de talleres y patios del tren interurbano está construida sobre un terreno propiedad presumiblemente de una profesora, cuando el pago del predio se saldó a otra persona, mientras que en la primera estación, no se han concluido los trabajos, que de acuerdo a los ingenieros que laboran en ella, se llevarán más de un mes para terminarla.

NOTA RELACIONADA:

Además, en la zona de José María Pino Suárez, en Toluca, la terminal no está concluida, al igual que la terminal de Tultepec, por lo que se prevé que el tren no estará listo ni en mayo ni en junio próximos.

Las tierras fueron expropiadas en 1943 y a la fecha a los campesinos no se les ha pagado un solo peso, violando el artículo 27 Constitucional que señala, previa indemnización y si bien es cierto que existe un decreto, pero nunca se ejecutó y hay una contradicción, si eran tierras de la federación, ¿por qué dicen que les pagaron o les compensaron?, porque realizaron convenios con ellos (comuneros) señalando que iban a ocupar 172 mil metros”, cuestionó Pérez Alvarado.

Criticó al decir que en países de primer mundo, donde se han construido trenes similares al interurbano Toluca-México, las obras se planean en el transcurso de seis años a fin de que sean armónicas con el paisaje, con la sociedad, con el ambiente y fomenten el desarrollo comunitario, contrario a la zona de Acazulco, donde dijo, continuará la pobreza, desigualdad y miseria.

Al decir que acudirán a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos para denunciar las arbitrariedades de las que han sido objeto los comuneros de San Jerónimo Acazulco, Pérez Alvarado indicó que mujeres y hombres han estado plantando árboles, limpiando ríos y comenzarán un proyecto para captar agua de lluvia, “conservaremos nuestra cultura que es el otomí y el ñañu”.

Comentarios

comments