VIDEO: Hallan un sapo sin cabeza deambulando en bosque de EU

Hoy Estado de México – Marzo 7, 2018

Una investigadora herpetóloga dio a conocer un impresionante hallazgo que realizó en un bosque de Connecticut, Estados Unidos; se trata de un ejemplar de sapo adulto completamente desarrollado, con el cuerpo y piernas sanas, pero prácticamente sin cabeza.

Como se puede observar en un video que compartió la científica Jill Fleming de la Universidad de Massachusetts, cuando lo halló, al anfibio le faltaban los ojos, la nariz, las mandíbulas y la lengua. En lugar de rostro, el animal sólo tenía un muñón cubierto por un tejido suave y una pequeña abertura donde solía estar la boca.

El descubrimiento de Fleming de este sapo americano (Anaxyrus americanus), ocurrió en abril de 2016 en un bosque estatal de Connecticut, donde estaba realizando investigaciones sobre tritones rojos con manchas rojas. “Nos sentamos en un tronco para procesar las muestras, y el sapo siguió saltando en nuestros pies. Cuando miramos de cerca, nos dimos cuenta de que no tenía cara”, aclara Fleming.

La herpetóloga tuiteó una foto del sapo sin rostro el 27 de febrero, invitando a sus colegas herpetólogos a considerar qué pudo haber causado esta condición altamente inusual del animal.

Fleming explicó que esta condición probablemente no sea el resultado de una mutación genética, ya que el sapo carecía de la anatomía necesaria para alimentarse y no podría haber llegado a la edad adulta sin poder cazar.

Posibles explicaciones

Una de las cusas de esta condición en este animal pudo haber sido la infestación de larvas de moscas del sapo carnívoras (Lucilia bufonivora), que consumen los tejidos blandos de los sapos y debilitan sus frágiles huesos, sugirió la veterinaria de vida silvestre Lydia Franklinos en un tweet. Estas larvas nacen sobre la piel de su huésped, muy cerca de los orificios nasales, a los que se dirigen tras eclosionar, penetrando y devorando al anfibio por dentro.

El resto del cuerpo del sapo parasitado puede permanecer relativamente saludable. Eso es porque el tejido facial se destruye tan rápido que el animal aún no ha tenido tiempo de desarrollar signos de desnutrición.

Otra posible explicación es que, mientras el sapo estuviese inactivo durante la hibernación, un depredador lo descubriese y le mordiera la cara, dijo Fleming.

Muchos depredadores devoran sapos en el noreste de los Estados Unidos, pero el atacante de este sapo sin rostro probablemente fuese un mamífero, “ya que las serpientes y los pájaros tienden a tragarse las cosas enteras”, dijo Fleming.

Quizás el escondite del sapo dejó su cabeza más expuesta que el resto de su cuerpo, y por lo tanto vulnerable al ataque, pero es imposible saberlo con certeza, explicó la herpetóloga.

Incluso si una porción del cerebro del sapo hubiese sido engullida junto con su cara, aún quedaría lo suficiente para mantener al sapo saltando, ya que las funciones motoras básicas como respirar y saltar pueden, en algunos casos, ser alimentadas completamente por el tallo cerebral de un animal, según comenta Emily Taylor, profesora de ciencias biológicas en la Universidad Estatal Politécnica de California.

Probable conclusión

Debido a que el sapo no podía comer solo y tampoco tenía orientación, lo más probable es que su destino lo llevó a morir de hambre o comido por un predador poco tiempo después de que fue visto por los investigadores, comentó Fleming.

Con información de Vix y Muy Interesante.

Comentarios

comments