Comparece exalcalde de Coacalco David Sánchez por laudo laboral de 2013

Arturo Callejo – Marzo 1, 2018

Con un amparo, David Sánchez Isidoro, expresidente municipal de Coacalco durante la administración 2013-2015, se presentó a los juzgados federales con sede en Ciudad Netzahualcóyotl, luego de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), ordenó sea consignado, al igual que quienes conformaron su Cabildo, por haber incumplido una sentencia de amparo, basada en un proceso laboral de despido injustificado que tuvo origen el 3 de abril de 2013 y cuyo monto es de 4 millones 120 mil pesos.

También se presentaron 31 personas más que conformaron en aquel entonces su cuerpo edilicio y de estos, están en proceso de comparecencia 16, ya que 15 y el exedil Sánchez Isidoro, se presentaron en los tribunales federales amparados, mientras que una mujer, pidió a la autoridad judicial le dictara de una vez su sentencia condenatoria.

En tanto, a las 16 personas, el juez les dictó como medida cautelar, presentarse cada 15 días en los juzgados federales para firmar, esto a partir del próximo 5 de marzo, así como el pago de una fianza de cinco mil pesos cada uno que tendrán que saldar antes del 9 de marzo.

Cabe señalar que la audiencia se suspendió a las 20:32 horas de este miércoles y se reanudará el martes 6 de marzo a las 7:00 horas.

En lo que respecta al también ex presidente municipal de Coacalco, dentro de la administración 2016-2018, Erwin Javier Castelán Enríquez, este no se presentó a comparecer a los juzgados federales de Netzahualcóyotl, junto con su cuerpo edilicio, tal y como lo ordenó también la Suprema Corte de Justicia de la Nación, por haber incumplido la misma sentencia de amparo, basada en un proceso laboral de despido injustificado, lo que incluso lo condujo a su destitución hace apenas unas semanas, al igual que a los integrantes de Cabildo.

El abogado defensor del exedil priista, Jimmy Notario Velázquez, indicó que no hubo la necesidad de amparar a su cliente, “puesto que tenemos derecho a que nos citen primeramente , en razón de que, el delito que se nos imputa en el artículo 267, de la Ley de Amparo, porque es un delito especial, no está catalogado como grave ni merece prisión preventiva oficiosa ni menos justificada, no nos amparamos, puesto que sabíamos que el Juez federal nos iba a llamar a comparecer”, explicó.

Comentarios

comments