Realizan recorrido en Neza para localizar a tía de “calcetitas rojas”

Manuel López, febrero 07, 2018

Tras la desaparición de Luz María Medina Pichardo, tía de Lupita, hallada sin vida y con sólo unas calcetitas rojas en los pies el año pasado, familiares realizaron un recorrido en calles de Nezahualcóyotl para tratar de localizarla.

Acompañados por personal del Ministerio Público de Neza-Palacio, en el centro de este municipio, Marina Concepción Medina, hermana de Luz María, encabezó un grupo de búsqueda para visitar los últimos puntos donde fue vista.

En entrevista explicó que desde el pasado viernes, familiares perdieron contacto con su hermana, quien fue vista por última vez a bordo de un mototaxi en las inmediaciones de las avenidas Sor Juana Inés de la Cruz y Vicente Villada.

De acuerdo con Concepción Medina, desde que los familiares de Lupita comenzaron a exigir justicia a las autoridades para esclarecer el homicidio de la menor, quien pasó más de medio año sin ser identificada, recibieron amenazas vía telefónica.

NOTA RELACIONADA: 

“Ella me comentó que había visto al hermano de Pablo y que la amenazó”, contó Marina Concepción a las afueras de la agencia de justicia de la Fiscalía Mexiquense.

Apenas el 27 de diciembre de 2017, la madre Yadira y el padrastro Pablo “N”, fueron vinculados a proceso e ingresados al Penal de Neza-Bordo por su probable participación en la muerte y violación que sufrió Lupita a sus escasos 4 años de edad.

Para el 10 de enero de 2018, las tías de la menor Luz María y Marina Concepción, pidieron que el ministerio público les otorgara la calidad de ofendidas para tener acceso a la carpeta de investigación, pues no se tenía ningún registro oficial de su nacimiento ya que no fue registrada en el Registro Civil lo que dificultaba la comprobación del parentesco.

Tres días después, las autoridades del Estado de México concedieron la petición y desde entonces, aseguró Marina Concepción, recibieron amenazas vía telefónica para que desistieran en el interés de velar por la justicia en el caso.

Hasta el momento de su desaparición Luz María Pichardo, de 33 años, vivía con madre y sobrinas en Nezahualcóyotl.

Comentarios

comments