Enfermarse en el Estado de México, un doble padecimiento

Fernado Cruz – Febrero 13, 2018

El Estado de México cuenta con una población de más de 16 millones de habitantes, según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) de 2015, lo que genera una demanda de servicios médicos que muchas veces se ve rebasada.

A través de las clínicas de la Secretaría de Salud del Edoméx, el Seguro Popular brinda atención a más de ocho millones de mexiquenses afiliados, sin embargo, esta situación genera severas deficiencias en el servicio.

En 2017 el entonces secretario de Salud mexiquense, César Nomar Gómez Monge, precisó que en el sistema de salud estatal se brindaban más de 100 mil consultas todos los días y en promedio cada año nacen más de 300 mil mexiquenses.

Aún con estos esfuerzos, millones de mexiquenses no cuentan con cobertura médica alguna, por lo que su única manera para enfrentar un padecimiento de salud es acudir a clínicas privadas o semi privadas, y erogar altas cantidades de dinero a consta incluso del endeudamiento familiar.

Según la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del tercer trimestre 2017 del Inegi, 32.6 millones de trabajadores a nivel nacional no tienen acceso a la salud.

Bajos salarios generan diversas carencias

El Artículo 90 de la Ley Federal del Trabajo, establece que el salario mínimo es la cantidad menor que debe recibir en efectivo el trabajador por los servicios prestados en una jornada de trabajo.

El salario mínimo, según la ley estipula que debe alcanzar para solventar los gastos de alimentación, vivienda, esparcimiento, educación y salud, sin embargo, los 88.36 pesos del salario mínimo en México no alcanza para este último rubro, por lo que enfermarse pone en aprietos a las familias que menos ganan.

‘Clínicas de farmacia’, la opción para las personas de escasos recursos

Aunque hay un incremento en el número de personas que se afilian al Seguro Popular, el número de clínicas que se instalan en farmacias ha ido en aumento, basta con realizar un recorrido por la principales calles y avenidas de las colonias populares del Estado de México para comprobar que hay al menos una clínica de farmacia por cada avenida principal.

Las clínicas de farmacias son lugares donde se venden medicamentos y que habilitan un espacio para que un médico realice consultas, sin embargo este tipo de lugares sólo realizan diagnósticos médicos básicos, ya que si detectan alguna anomalía en un paciente, extienden los pases médicos para que se realicen estudios minuciosos, los cuales tienen un costo más elevado.

En la calle 24 del barrio de San Blas, perteneciente al municipio de Cuautitlán México, se encuentran al menos tres clínicas de farmacias, al realizar un recorrido por esta zona y entrevistar a una doctora que atiende en una clínica de la cadena de Farmacias Similares, señaló que atienden padecimientos leves, como gripes, dolores de cabeza, temperaturas y cólicos.

Añadió que recetan medicamentos que encuentran en dichas farmacias, sin embargo, refirió que cuando es necesario una inspección o un estudio de laboratorio, mandan a los pacientes a realizar sus estudios a otros lugares donde alcanzan precios más elevados. La consulta en estos lugares oscila alrededor de los 50 pesos.

Personas que fueron atendidas en estos lugares señalaron que asisten y prefieren pagar esa cantidad por el servicio, ya que cuando se acercan a las clínicas del estado tienen que esperar por horas para ser atendidos y en muchas ocasiones el personal es muy grosero.

Pero no solo las personas que se enferman se ven en apuros cuando necesitan de un servicio médico, las mujeres embarazadas que no cuentan con un lugar donde aliviarse recurren a clínicas particulares para dar a luz, aunque esto significa una carga económica bastante elevada.

El precio de tener un hijo

Pedro Martínez tiene 19 años, hace un año decidió unirse en matrimonio con su joven pareja también de 19 años, hace unos meses le dieron la noticia de que será padre, pero en su rostro no se dibujó una sonrisa de felicidad, sino de angustia, pues él es empleado de una florería, no cuenta con seguridad social y percibe un sueldo de mil quinientos pesos quincenales, lo suficiente para alimentarse y pagar sus pasajes.

Con la noticia de que será padre, Pedro ha visitado clínicas particulares y cotizado los precios que deberá pagar par que su esposa tenga a su bebe.

Entre lo más económico se encontró con un paquete de cesárea que tiene una clínica particular. Cobran ocho mil 990 pesos por el servicio de parto, pero si éste se agrava o si él bebe necesita incubadora, deberá de pagar el servicio por día. Sumado a esto debe cubrir los gastos de cobijas, toallas, ropa y utensilios que necesitará su hijo.

El parto está programado para la primera semana de marzo. Ya que por la edad de la futura madre, deberá de someterse a cesárea.

El motivo por el cual Pedro decidió pagar por el servicio particular y no llevar a su esposa a las clínicas del estado, es porque teme que no sea atendida como se merece, “por la reputación que tienen los hospitales de gobierno”, dijo.

Es por ello que comenzó ahorrar.

Proyectos para enfrentar deficiencias. Médico en tu casa Edoméx

Aunque los trabajos para brindar servicios de salud a la población siguen siendo pocos, en el Estado de México se han implementado algunos métodos para atender a la población, aunque carezcan de originalidad.

En la Ciudad de México opera el programa “Médico en tu casa” el cual tiene como finalidad brindar atención médica a domicilio a personas que no cuenten con algún seguro médico, programa que ha sido reconocido a nivel internacional como uno de los más efectivos.

Este modelo ha sido replicado en el municipio de Tlalnepantla de Baz con el nombre de “Salud en tu casa”, el cual consiste en brindar atención médica a mujeres embarazadas, personas de la tercera edad, enfermos terminales y personas con algún tipo de discapacidad.

Con este programa el ayuntamiento de Tlalnepantla de Baz pretende dar atención al 40 por ciento de la población que no es derechohabiente en alguna institución de Salud Pública.

Y aunque dio inicio en septiembre de 2017, se estimaba atender a más de 10 mil personas en tres meses. Cifras que no han sido reveladas.

Dificultades para ser atendido

En el año 2014 fue inaugurada por el entonces gobernador del Estado de México, Eruviel Ávila Villegas, la clínica de salud con servicios geriátricos en la colonia Sierra de Guadalupe en el municipio de Tultitlán, que tenía como objetivo atender a la población más vulnerable. Esta clínica fue presentada como una de las más importantes en la zona.

Sin embargo, quienes la utilizan comentan que no es nada de lo que prometieron. Para que una persona pueda ser atendida en esta clínica debe de formarse desde las 4:00 de la mañana para alcanzar ficha.

Aunque la clínica tiene un horario de atención de 8:00 a 21:00 horas, sólo atienden a 30 personas diarias, a través de la entrega de fichas, 15 matutinas y 15 vespertinas.

Todos los días es común ver a decenas de personas formadas desde temprana hora con la esperanza de alcanzar una ficha, ya que estas son entregadas por elementos de seguridad privada, que resguardan la clínica. Una vez que entregan las fichas, las personas que alcanzaron regresan a las 8:00 horas para ser atendidas por los médicos.

Personas enfermas, tiene que soportar las heladas madrugadas para poder alcanzar dichas fichas y ser atendidas, en muchas ocasiones sus malestares se agravan por estar expuestas a las bajas temperaturas.

Araceli Pérez, vecina de la comunidad asegura que este servicio ha sido así desde su inauguración. Y cuando enferma alguno de sus tres hijos, debe acudir desde las 4:00 de la mañana para formarse y alcanzar ficha. Además, dice, tuvo que afiliarse al Seguro Popular.

Comentarios

comments