Edoméx, con el mayor índice de actos de corrupción en el país

Claudia Rodríguez – Febrero 20, 2018

El 90 por ciento de la población del Estado de México considera que las prácticas de corrupción en su entidad son muy frecuentes, señaló José Martínez Vilchis, presidente del Comité Ciudadano Anticorrupción del Estado de México.

Y no es para menos, ya que la entidad mexiquense registra el número más alto de actos de corrupción por cada cien mil habitantes en el país, con 62 mil 160 actos, agregó Martínez Vilchis.

Debajo de la entidad mexiquense se encuentra Sinaloa y Chihuahua, con 58 mil 232 y 36 mil 472 actos de corrupción respectivamente, por cada 100 mil habitantes; cifras que se enmarcan en un panorama donde México ocupa el lugar número 95 de 168 entre las naciones con más actos de corrupción, según datos del área de Transparencia Internacional y Transparencia Mexicana.

Además, el país es reprobado con una calificación de 26 puntos sobre un total de cien en sus indicadores de control de corrupción.

Las corporaciones policiales encabezan la lista entre las instituciones percibidas como más corruptas, con un 90 por ciento. En ese sentido, hace unos días el fiscal mexiquense, Alejandro Gómez Sánchez, informó que el acto en el que los uniformados están más involucrados es pedir dinero ante cualquier falta por parte de los ciudadanos.

Dentro de este ranking se encuentran en segundo lugar los partidos políticos y el Gobierno Federal, en tercer lugar se encuentran los diputados y senadores y finalmente los gobiernos estatales y municipales.

Mientras que quienes menos percepción de corrupción generan son la Comisión de Derechos Humanos, las universidades y el Ejército Mexicano.

De acuerdo con información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), la percepción del nivel de corrupción en la entidad mexiquense disminuyó entre 2013 y 2015, sin embargo, ésta sigue siendo la entidad con mayor incidencia en este delito y de las que menos elementos tiene destinados al combate de este problema.

El INEGI también reporta que por sexo, las víctimas de corrupción en su mayoría son hombres y, por grupo de edad, las personas en el rango de entre los 18 y 29 años de edad son las más afectadas, con 17.9 por ciento del total de los casos.

En combate a la corrupción, el Estado de México tiene la mitad de personas promedio a nivel nacional, al contar con 0.2 funcionarios para este fin por cada cien mil habitantes, frente al índice de 0.4 nacional.

No obstante, la administración pública mexiquense es la segunda más auditada en temas de corrupción, con mil 867 indagatorias, frente a dos mil 171 de Coahuila, que ocupa el primer lugar.

Caso emblemático

Uno de los casos más emblemáticos que tiene que ver con corrupción en el Estado de México es el que protagoniza la filial mexicana de la constructora española OHL, que desde el año 2010 está bajo la sombra de la corrupción y la presunta financiación ilegal de campañas electorales en favor del Partido Revolucionario Institucional.

A mediados del año pasado la plataforma ciudadana Ahora, impulsada por el exsecretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Emilio Álvarez Icaza, difundió varios vídeos en los que se revela el esquema mediante el cual presuntamente el PRI habría financiado ilegalmente varias campañas electorales, gracias a los acuerdos alcanzados con la constructora y concesionaria española. Especialmente, los referentes a los desarrollos carreteros del Circuito Exterior Mexiquense y el Viaducto Bicentenario.

Ahora cifra en 90 mil millones de pesos el monto total defraudado a las arcas públicas mexiquenses. Solo en el caso del Circuito Exterior, el fraude habría ascendido a casi 60 mil millones: inicialmente la obra fue tasada en cinco mil 600, pero terminó costando 63 mil 200 y acabó desembocando en la emisión de deuda de OHL a nombre del erario. La constructora ha rechazado estas denuncias.

Esta polémica ha llevado a OHL a perder hasta el 75 por ciento del valor de sus acciones. En 2016 la firma presidida por Juan Miguel Villar Mir fue excluida del Ibex, el selectivo que agrupa a las 35 mayores empresas de la Bolsa de Madrid, para integrarse en el índice general.

En 2015, la filtración de varias llamadas entre empleados de la firma en la que hablaban de un presunto amaño para incrementar los peajes en el Viaducto Bicentenario, sacudieron los cimientos de la matriz y asestaron un duro golpe de reputación que, a la larga, ha minado su valor en Bolsa.

En el último año Paulo Díez Gargari, abogado de la empresa Infraiber, ha presentado ante la justicia mexicana cuatro denuncias por presuntos actos de corrupción de OHL en connivencia con dirigentes y exdirigentes del PRI en el Estado de México.

Comentarios

comments