Delincuentes azotan la México-Puebla; hay al menos 5 puntos rojos

Manuel López – Febrero 12, 2018

Los siete orificios que hay en el techo del camión de Don Fernando muestran que los asaltantes que operan sobre la autopista México-Puebla pueden disparar a quemarropa contra los usuarios para robar sus celulares y dinero sin que nadie pueda detenerlos.

Al menos es lo que comentan la mayoría de los pasajeros que toman esta vialidad, una de las más importantes al oriente del Valle de México, azotada desde el mes de diciembre pasado por una ola de asaltos en el transporte público.

Aquí ya es siempre. Se suben y uno qué les puede hacer si vamos manejando. A veces piensan que estamos coludidos, pero ahí se ve (en los orificios de bala), que pues la mera verdad es que no. Estamos igual de indefensos que ellos”, dijo Don Fernando.

En camiones provenientes de municipios mexiquenses como Valle de Chaco, Chalco, Ixtapaluca y Amecameca, con dirección al centro del país, los ladrones operan con impunidad sin que las autoridades de la Ciudad de México o del Estado de México lo impidan.

De acuerdo con transportistas que pidieron el anonimato y que circulan a diario sobre esta vía de comunicación, existen al menos cinco puntos que se han vuelto los preferidos de los amantes de lo ajeno para cometer atracos.

Eje 10, La Virgen, La Caseta Vieja, Puente Rojo y la Caseta de San Marcos Huixtoco, forman parte de las paradas de autobuses donde los pasajeros prefieren ocultar sus pertenencias y objetos de valor, para evitar ser víctimas de los delincuentes, aunque su vida corra peligro.

En este mes apenas llevo un asalto. Puede pasar a todas horas porque no se sabe quién se sube en cada parada. Uno puede venir en la mañana, en la tarde o en la noche y de todas maneras estamos con el pendiente de que nos roben”, dijo Amairani, estudiante de Veterinaria de la UNAM que viaja a diario a la Ciudad de México.

“A veces no sabemos que es más peligroso, si dar nuestras cosas o esconderlas, porque hay muchas personas que no tienen celulares buenos, por lo mismo que a cada rato se los roban, entonces si les das uno viejo o no les das nada también te pueden disparar”, explicó Dalia, habitante de Ixtapaluca.

El caso de inseguridad más reciente se registró el pasado 6 de febrero, cuando un militar murió al abatir a dos presuntos ladrones que intentaron asaltar a pasajeros de un camión a la altura del kilómetro 23, en dirección al Puente de la Concordia.

Tras los decesos de los presuntos delincuentes, varios usuarios de redes sociales publicaron fotografías donde aparece un grupo de jóvenes mostrando armas de fuego junto con los dos occisos, quienes al parecer formaban parte de una banda denominada Los Panchitos con presencia en Ixtapaluca.

Mi abramsito (sic) mi hermano desde morros en la lokura (sic) jamas en la puta vida los olvidare carnal jamas mamas (sic)”, fueron algunos de los mensajes que se difundieron en cuentas de Facebook que ya fueron cerradas.

Ramón Montalvo, alcalde de Valle de Chalco, uno de los municipios colindantes con la delegación Tláhuac, reconoció que la falta de agentes de tránsito capitalinos y mexiquenses que recorran la zona dificulta la seguridad en el área limítrofe.

Estamos en días de presentar un plan para reforzar al menos el tramo que comprende nuestro municipio. Queremos levantar al doble la malla perimetral que recorre la autopista para que los delincuentes no puedan escapar y puedan ser detenidos en Iztapalapa, Valle de Chalco o Ixtapaluca”, comentó.

En tanto, los pasajeros y conductores de los automotores de transporte público continúan recorriendo cada día, por cerca de media hora, el tramo más peligroso en al menos 17 kilómetros desde el municipio de Chalco hasta llegar a la estación del Metro Santa Marta, en la Ciudad de México, para llegar a salvo a sus destinos.

Delincuentes azotan la México-Puebla; hay al menos 5 puntos rojos from Hoy Estado on Vimeo.

Comentarios

comments