¡Llévele, Llévele! Ropa de paca para “estrenar”

Fernando Cruz – Diciembre 5, 2017 

Ropa proveniente de distintas partes del país, pero principalmente de Estados Unidos, se comercializa sin regulación en algunos tianguis y mercados del Estado de México. Sus bajos costos hacen que cada prenda sea irresistible para los compradores, aunque represente un riesgo de enfermedades en la piel.

Basta con caminar por las entrañas de cualquier tianguis para ver enormes puestos que parecen guardarropas gigantes: zapatos, bolsos, gorras, pantalones, vestidos, playeras, bermudas, trajes de baño, camisas y hasta ropa interior son mostrados al público en general para su libre venta.

En el Valle de México, la demanda de ropa de paca más alta se encuentra en los tianguis de: “Los Martes” en Cuautitlán, el de “Jacarandas” ubicado en Atizapán y el “Tesoro” en Tultitlán, donde se oferta ropa, nueva o usada, a precios que van desde los 5, 10, 20, 100 hasta los 500 pesos por pieza. Puestos donde se aglomera la gente para adquirir las mejores prendas.

Al realizar un recorrido por el mercado de “Los Martes” en el municipio de Cuautitlán, Hoy Estado de México pudo constatar la existencia de al menos 50 puestos donde se vende ropa de paca. Prendas que son exhibidas en maderas o percheros de fierro improvisados y lazos que parecen enormes tendederos.

En el mercado de “Jacarandas”, instalado a unos metros del palacio municipal de Atizapán de Zaragoza, la ropa es exhibida tanto en enormes puestos como en las viviendas de la zona. Vecinos de la comunidad que abren las puertas de su zaguán y con tela en piso extienden montones de ropa para que la gente la seleccione y pueda adquirir la que más le guste.

  • Precios de locura

Al realizar un censo entre los compradores del porqué adquirían las prendas, la mayoría de los entrevistados aseguraron que compraban la ropa en esos lugares porque son prendas de marca y precios bajos que no conseguirán en cualquier tienda departamental, además de la variedad en los modelos.

Lo más barato: Ropa usada de segunda mano, playeras, blusas, leggins y ropa deportiva.

A precio: Pantalones, suéteres, tenis y chamarras.

Incluso se pudo apreciar que madres de familia llevaban a sus pequeños hijos para comprarles ropa.  Chamarras y suéteres son colocados a los infantes para asegurarse que son de su talla.

“Con sólo 500 pesos le compro ropa a mis dos hijas y para mí” aseguró una ama de casa.

El mercado ubicado en los límites de Tultitlán y Cuautitlán es famoso porque en su mayoría venden ropa usada y chácharas. Los puestos están colocados sobre tierra ya que la cinta asfáltica en esta zona está deteriorada por el paso de los camiones que circulan por la zona.

Al caminar por dicho mercado se puede apreciar polvo y perros caminando y defecando entre los puestos. La ropa se encuentra exhibida a simple vista. Alguna colgada como si estuviera recién lavada, (esa es la más cara) y otro tanto está colocada en percheros improvisados, mesas improvisadas, e incluso en el suelo (la más barata) siendo susceptible de contraer alguna enfermedad o infección para las personas que tiene contacto con las prendas.

Algunos de los vendedores también aseguraron que alguna de la ropa más barata que ofertan es ropa que han desechado conocidos y amigos, incluso alguna es adquirida de donaciones. Lo que les origina una ganancia total. Pues en estas prendas no hubo una inversión.

  • Riesgos a la Salud.

El adquirir prendas de paca, usada o nueva, constituye un riesgo para la salud ya que mucha de esta ropa proviene de lugares donde estuvo almacenada por montones en mucho tiempo y en condiciones poco sanitarias.

Víctor Torres Meza,  director general del Centro Estatal de Vigilancia Epidemiológica y Control de Enfermedades (CEVECE) aseguró que existen parásitos que podrían habitar en las prendas de segunda mano, los cuales podrían causar enfermedades en las personas.

Torres Meza detalló que los parásitos que provocan sarna y otras enfermedades son las que podrían afectar principalmente a las personas que adquieren estas prendas, causando riesgos principalmente dermatológicos.

“Ectoparásitos y parásitos que están en la parte externa del organismo y que se acumulan en la ropa por el almacenamiento y porque pasan mucho tiempo en contenedores, hay una recolecta de estos productos; afectan principalmente a personas sensibles, susceptibles de enfermedades que padecen algún tipo de enfermedad como la diabetes”.

  • Problema dermatológico

Los padecimientos o complicaciones que tiene el uso de esta ropa es local, es dermatológico y no es una enfermedad complicada o peligrosa. Se trasmite por los parásitos que viven en los animales que se acumulan en la ropa, como:

  1. -Chinches
  2. -Piojos
  3. -Pulgas
  4. – Garrapatas
  5. – Sarna
  6. -Chinche Besucona

En estos casos, el especialista subrayó que no es la picadura de los animales lo que causa el contagio en las personas, sino los parásitos que viven en estos animales.

Aclaró que la chinche con el simple hecho de picar no produce enfermedad alguna, sin embargo, si la chinche está infectada de un ectoparásito, el efecto que hace cuando pica, es defecar y el excremento de la chinche es donde viene el parasito. Debería de estar la chinche infectada en la paca, aunque las probabilidades son muy bajas.

Sarna, lo más común

La dermatóloga Fabiola Ruelas Monjardín explicó que, aunque es poco probable que los parásitos lleguen a sobrevivir tanto tiempo sin estar en contacto con la piel, los casos más comunes que se han detectado son los de sarna.

“La sarna sí se puede transmitir por ropa usada, el parásito de la sarna es el principal, porque los piojos no pueden vivir tanto tiempo en la ropa, puede ser que los ácaros se puedan transmitir”, dijo.

  • Los expertos recomiendan:
  1. -Evitar la compra de ropa usada o de paca.
  2. -Lavar la ropa dos o tres veces antes de utilizarla.
  3. -Lavado constante.
  4. -Utilizar agua caliente para lavado.

En caso de aparecer alguna infección en la piel se recomienda asistir al dermatólogo para su atención inmediata.

  • Negocio Redituable. Fuentes de trabajo.

Ganancias de hasta 300%

El boom de la venta de ropa de paca se debe en parte a la alta demanda de compra, sin embargo, se ha convertido en una opción de empleo para muchas familias mexiquenses. Conseguir una paca y ponerla a la venta es muy fácil. Basta con solicitarla a algún vendedor para que ellos la consigan o con ingresar a internet y adquirir la mercancía necesaria.

En una de las páginas de venta por internet se ofertan pacas de ropa nueva y usada con precios que oscilan de entre los 2 mil 800 y hasta los 18 mil pesos.

La paca con 180 piezas contiene prendas para adulto: playera, camisa, blusa, falda, vestido, sudadera, en tallas chica, mediana, grande y extra grande y tiene un costo de 18 mil pesos.

La “Paca calidad oro” para dama con 90 piezas se encuentra en 6 mil 200 pesos y el costal de gorras camuflajeadas con más de 200 piezas en 7 mil pesos.

“El precio por cada prenda es de 100 pesos, saca cuentas y veras que fácilmente triplicas tu dinero” aclara el anuncio.

En dicha publicación los vendedores se ofrecen a llevar la mercancía hasta la vivienda de los compradores sin costo alguno en los municipios de; Cuautitlán Izcalli, Tlalnepantla, Tultitlán, Atizapán, Nicolás Romero, Nezahualcóyotl, Ecatepec, y Coacalco. El pago se realiza al concluir la negociación.

Comerciantes aseguran que no sólo los gastos por la adquisición de pacas de ropa es el único gasto que tienen que realizar, sino que para vender ropa en los mercados y tianguis tienen que pagar por el uso de suelo. Pagando a líderes tianguistas hasta $200 pesos por un puesto menor a dos metros cuadrados.

  • Ilegalidad

La ropa de paca que se comercializa en nuestro país es proveniente de Estados Unidos e ingresa de manera Ilegal por dos factores: Medidas sanitarias y la evasión de impuestos.

El SAT establece que las mercancías que no pueden ingresar a México son:

  1. La ropa y zapatos que usados que no formen del equipaje personal.
  2. Importar prendas nuevas sin pagar impuestos.
  3. Volúmenes de ropa que superan los 500 dólares.

Sin embargo, el ingreso de toneladas de ropa de paca se da de manera cotidiana en las fronteras de México y Estado Unidos. Las cifras de ropa que ingresa de manera ilegal al país se desconoce ya que al ser ilegal no existe un estimado asegura la Cámara Nacional de la Industria del Vestido; aunque afecta de manera directa a decenas de empresas legalmente establecidas.

  • Ropa usada vs ropa mexiquense. 

La venta de ropa de paca, nueva o usada, se ha convertido en un serio rival para los productores de mezclilla de Nextlalpan en el Estado de México. Esta comunidad es conocida por producir mezclilla de alta calidad a precios bajos; sin embargo, comerciantes aseguran que la venta de ropa de paca provoca una baja en la venta de sus productos.

Del 17 al 26 de noviembre se celebra en Nextlalpan la Feria de la Mezclilla donde productores textiles se reúnen para ofrecer al público sus prendas. En esta feria, los vendedores aseguraron que las ventas programadas de este año no se alcanzaron ya que en los puestos de ropa de paca se ofertaban pantalones hasta en 10 pesos, lo que hace imposible competir con esos productos.

Comentarios

comments