Ley De Seguridad Interior permitiría a criminales eludir la justicia

Hoy Estado de México, diciembre 01, 2017

 

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) alertó sobre la posibilidad de que la aprobación de la Ley De Seguridad Interior, en los términos del dictamen aprobado por la Cámara de Diputados, permita a los criminales evadir la justicia; lo cual sólo abonaría al crecimiento de la impunidad.

Dicha ley, “no establece en forma expresa la forma como se conciliará la prevención, investigación y persecución de delitos con el amplio espectro de conductas que se pretenden encuadrar como materia o riesgos a las Seguridad Interior, siendo en consecuencia previsible que su aplicación trasgreda, desde el origen, garantías procedimentales básicas y Derechos Humanos reconocidos en la Constitución”.

“Lo cual propiciaría que los responsables de una conducta ilícita tengan una puerta abierta para eludir la acción de la justicia por la indebida actuación de las autoridades, una vez que sus acciones fueran puestas a consideración de un tribunal de derecho”, indicó la CNDH a través de un posicionamiento.

Agregó que el dictamen aprobado por el PRI, PVEM, PES, Nueva Alianza y algunos diputados del PAN es violatorio del artículo 21 constitucional en el que se especifica que las instituciones encargadas de la Seguridad Pública serán de carácter civil; por lo que usar al Ejército en tareas policiacas sólo prolonga la medida extraordinaria y “temporal” tomada durante el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: 

Lo anterior, indicó, representa múltiples riesgos, de diversa gravedad, en materia de reconocimiento, respeto y protección de los Derechos Humanos; toda vez que “prácticamente cualquier conducta” podría considerarse un riesgo.

“Tan sólo por mencionar algunos, se podrían referir desde las imprecisiones conceptuales de mezclar el ámbito de la Seguridad Nacional con la Seguridad Interior; una definición sumamente amplia y ambigua de Seguridad Interior que permitiría configurar, prácticamente, cualquier conducta como un riesgo a la misma, para lo cual no habría criterios objetivos sino una facultad discrecional genérica.

La imposición de una reserva absoluta sobre la información que se genere lo cual haría nugatoria cualquier expectativa de transparencia; la falta de mecanismos reales y efectivos de rendición de cuentas; la posibilidad de que las Fuerzas Armadas realicen tareas de investigación y prevención de delitos; así como la transgresión de los derechos de reserva y secrecía a favor de las víctimas al obligarse a todas las autoridades a entregar cualquier información que se requiera en ese ámbito”, señaló la CNDH.

Finalmente, indicó que dicha ley lejos de dar mayor fortaleza institucional debilita a las instituciones de Seguridad Pública, transgrede las funciones de las Fuerzas Armadas y no da certeza a la sociedad.

“La eventual aprobación de una Ley de Seguridad Interior en los términos en los que se plantea (…) – presenta- contenidos debatibles, con lo cual la fuerza institucional que se pretende quedaría en entredicho al igual que la certeza que se brinde a la sociedad”, concluyó.

Comentarios

comments