¡Evita la piel seca en temporada invernal!

Arturo Callejo – Diciembre 9, 2017 

En esta temporada seca, en la que predominan factores ambientales como el frío, el calor, el polvo y los altos niveles de radiación ultravioleta, la piel de los niños y adultos mayores de 60 años de edad tiende a resecarse, por lo que es prioritario mantener hidratado a este sector de la población, cuidando que baban suficiente agua natural durante el día.

Además, es recomendable una sana alimentación que contenga proteínas, fibra, antioxidantes, frutas y verduras, así como el uso de bloqueador solar para evitar quemaduras, adicionando con una crema humectante.

En el caso de los pequeños, la doctora del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Marcela Díaz Alvines, recomienda no exponerlos al frío, ponerles ropa abrigadora de algodón y no sintética, pero sí térmica.

En lo que se refiere a su aseo, lo ideal es bañarlos con agua tibia por no más de 10 minutos, evitando el uso de esponjas para tallarlos, así como gel lubricante, a menos de que el pequeño tenga algunas lesiones en la piel; finalmente sacarlos de la bañera y secarlos inmediatamente.

En los adultos mayores, su piel se va deshidratando con el paso del tiempo, lo que es normal, por lo que, al igual que a los pequeños, es necesario mantenerlos hidratados dándoles de beber agua tibia, mientras que sus baños también deben ser breves con agua tibia, usando un jabón que sea humectante. “Todo esto nos va a ayudar a que su piel se mantenga tersa, se mantenga hidratada para evitar lesiones”, indicó la especialista.

Síntomas de piel reseca e irritada

Piel roja, aparecen manchas, brotan granitos, ronchas, ampollas, erosiones y hasta pequeñas fisuras, sobre cara, brazos y manos, que son las áreas más expuestas a la intemperie.

La especialista indicó, en lo que se refiere a los niños de entre cinco y 10 años de edad, que “es importante lubricar su piel, porque ellos están en una etapa en la que se arrastran en el piso, juegan en la escuela y en su casa, por lo que es fácil que se les pegue el polvo que contiene bacterias que les reseca la piel y se les hace más sensible con el frío”.

Agregó que las personas que tienen piel clara son las más susceptibles a sufrir resequedad y lesiones en la piel por tener menos melanina en comparación con las personas que tienen piel oscura.

¡Cuidado con el ojo seco!

Al igual que la piel, en esta temporada invernal también los ojos son más susceptibles a resequedad.

La oftalmóloga del IMSS, Hilda Elizalde Gutiérrez, explicó que entre los problemas más comunes en los ojos está la conjuntivitis que causa el polvo con bacterias que hay en el medio ambiente, a lo que se suma el aire y el frío.

Los niños son los más susceptibles de contraer conjuntivitis, por lo que la especialista recomendó a los padres de familia ponerles alguna gorra para aminorar el contacto directo con el polvo y la radiación ultravioleta del sol. Y para los adultos, utilizar lentes oscuros, así como evitar lo mayormente posible exponerse al sol entre las 12:00 horas y las 14:00 horas.

“Lo más común en los ojos es sentir comezón y se nota el enrojecimiento, por lo que hay que evitar frotarse con las manos y necesariamente hay que ir al médico”, dijo Elizalde Gutiérrez.

Finalmente exhortó a las personas evitar los remedios caseros, pues podrían complicar el cuadro de conjuntivitis y recomendó el uso de lentes para protegerse de la radiación ultravioleta, que es la que causa enrojecimiento y ardor.

 

Comentarios

comments