Asume Maximino Martínez como obispo auxiliar de la Diócesis de Toluca

Arturo Callejo – Diciembre 6, 2017

Ante la presencia del Arzobispo Primado de México, Norberto Rivera Carrera, y del Nuncio Apostólico Primado de México, Franco Coppola, Monseñor Maximino Martínez Miranda tomó posesión como Obispo Auxiliar de la Diócesis de Toluca.

El pasado 28 de octubre, el Papa Francisco le otorgó el nombramiento para apoyar el gobierno y conducción pastoral del Obispo Francisco Javier Chavolla Ramos.

La bienvenida en la catedral de la ciudad de Toluca estuvo a cargo de Chavolla Ramos, quien le abrió de par en par las puertas de la iglesia capitalina, para posteriormente presenciar la celebración eucarística que fue encabezada por Rivera Carrera.

El Cardenal destacó la figura de Martínez Miranda, quien fue Obispo de la Diócesis de Ciudad Altamirano, en Guerrero, como quien ha padecido las consecuencias de la pobreza, el hambre, el temor, la angustia y desolación de la zona de Tierra Caliente, marcada por los secuestros, los muertos y la violencia que ha obligado a mucha gente a emigrar de su lugar de origen.

“Considero que todo esto te ha forjado como Obispo en el dolor y el silencio para comprender mejor al pueblo que no tiene voz ni recursos. Con toda esta experiencia vienes ahora a enriquecer a esta tu iglesia que peregrina en Toluca, pastoreada por tu querido hermano Francisco Javier Chavolla, Obispo”, indicó el Arzobispo Primado de México.

Norberto Rivera agregó ante decenas de fieles, que aún cuando parezca que muchos de los hombres de hoy dan la espalda a Dios y consideran que la fe es algo del pasado, existe el anhelo de que se establezca la justicia, el amor y la paz y de que se superen la pobreza y el sufrimiento para llegar a la alegría.

En sus primeras palabras, el Obispo Auxiliar de la Diócesis de Toluca, Maximino Martínez Miranda, se comprometió a compartir con la feligresía algo de lo mucho que ha recibido.

“Perseverar en la misión que el Señor me ha confiado y que de diferentes maneras se manifiesta en el mandato misionero, según San Marcos, para enseñar a toda la gente, el que crea y se bautice se salvará para anunciar este evangelio y llamar a ser discípulos y misioneros de nuestro Señor Jesucristo, según San Mateo”, indicó.

El originario del municipio de Soyaniquilpan y quien naciera como sacerdote en la catedral de la ciudad de Toluca el 10 de septiembre de 1979, estuvo acompañado por obispos de las diferentes diócesis del Estado de México y sacerdotes, tanto de Ciudad Altamirano como de la Diócesis de Toluca.

Comentarios

comments