Tatuaje de “No resucitar” abre debate médico

Hoy Estado de México, noviembre 30, 2017

El caso de un hombre que llegó en estado de shock a un hospital de Florida, Estados Unidos, con un tatuaje de la frase “No resucitar” abrió un debate médico en torno a la pertinencia de hacer caso o no sobre esa clase de indicadores.

El caso médico publicado por la revista New England Journal of Medicine plantea el caso de un hombre no identificado, del que no pudieron encontrar familiares, que llegó sumamente grave al punto de llegar a necesitar maniobras de resucitación.

El problema fue que el varón de 70 años de edad presentaba un tatuaje de la frase “no resucitar” lo que provocó duda entre el equipo de galenos que lo atendían pues desconocían si el tatuaje representaba el deseo legitimo del paciente o bien se trataba de un diseño hecho por la perdida de una apuesta, una broma, o bien realizado de forma consiente en algún momento de la vida pero del cual se pudo haber arrepentido después, ya que es común que la gente se arrepienta de poseer ciertos tatuajes.

¿Es un tatuaje un documento legal? ¿Fue algo lamentable que el paciente hizo estando borracho o drogado? ¿Se hizo el tatuaje, pero luego cambió de opinión?, fueron los cuestionamientos.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: 

Por ello, dejar morir al paciente significaría, en caso de que el tatuaje no refiriera el deseo legitimo del paciente, una falta al compromiso médico de procurar la salud y la vida de los pacientes.

“Después de revisar el caso del paciente, los consultores de ética nos aconsejaron que respetáramos el tatuaje del paciente (…) Sugirieron que era más razonable inferir que el tatuaje expresaba una preferencia auténtica, lo que podría verse como precaución pero también como una ceremonia de adherencia a la tradición y normas médicas, y que la ley a veces no es lo suficientemente ágil como para apoyar la atención centrada en el paciente y el respeto por sus intereses”, se lee en el caso publicado por New England Journal of Medicine

Sin embargo, abrió un debate en los comités de bioética, hasta el momento inacabado, sobre la forma en que se debe de expresar el deseo de “no resucitar”.

 

Con información de Gizmodo.

Comentarios

comments