Unidad Tepozanes en Los Reyes La Paz, hundida en el olvido, tras el sismo

Manuel López – Octubre 23, 2017

Una falla geológica y los recientes sismos que se registraron el pasado mes de septiembre, han modificado el estilo de vida de más de dos mil personas que viven en la Unidad Habitacional Tepozanes del municipio de Los Reyes La Paz, ubicado al oriente de la entidad mexiquense.

Desde hace más de un mes, cientos de familias de esta localidad no han logrado conciliar el sueño, ante el temor de que sus departamentos se derrumben, pues presentan desniveles de hasta un metro de altura en los cimientos que soportan las viviendas con más de 20 años de antigüedad.

A decir de los vecinos, luego de los sismos registrados los pasados 8 y 19 de septiembre, la mayoría de las construcciones, ubicadas en las inmediaciones de la estación Santa Martha de la Línea A del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro, sufrieron afectaciones severas, las cuales no han sido evaluadas por personal de Protección Civil, a pesar de que ponen en riesgo sus vidas.

Los edificios están desfasados, se nota la diferencia entre ventana y ventana, nosotros calculamos que algunos se hundieron hasta unos 60 centímetros y nos da miedo que se caigan, porque no tenemos a donde ir y nadie se ha parado aquí para ayudarnos”, aseguró Fernanda, una de las vecinas afectadas.

II. Las causas

De acuerdo con un estudio del Instituto de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México (II-UNAM), las anomalías en las edificaciones son ocasionadas por hundimientos diferenciales por el suelo rocoso y de arcilla que prevalece en la zona.

Además, el estudio realizado para determinar las fallas que, por años, han padecido las líneas férreas del Sistema de Transporte Colectivo, asegura que la explotación de los mantos acuíferos subterráneos ha provocado grietas y deformaciones en el suelo.

En la investigación se menciona que la extensión más dañada comprende desde la estación Guelatao hasta el metro Santa Martha, la Avenida Zaragoza, así como los alrededores de la zona, que ha sido poblada por complejos habitacionales, los cuales ofrecieron sus edificios, sin aclarar a los clientes las condiciones del subsuelo.

En diferentes ocasiones, han venido estudiantes de la UNAM y del Politécnico Nacional y todos nos dicen lo mismo: que es una falla geológica que viene desde Guelatao, pero ahorita, con el sismo, vinieron muchísimos estudiantes y nos avisaron que es muy riesgoso seguir aquí. Solo que ellos no están facultados para darnos un dictamen que las autoridades no nos han entregado”, aseguró la señora Rosa María, quien habita uno de estos departamentos desde hace más de 10 años.

Sin embargo, los daños en el asfalto y edificios se agudizaron aún más con los movimientos sísmicos que sacudieron al país y que dejaron 369 víctimas.

Hemos realizado peticiones al Infonavit (Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores), a las empresas constructoras, e incluso, al gobierno local, pero ninguna nos da un dictamen oficial, expedido por especialistas.

En esta zona ya no podemos vivir, no sabemos qué hacer, porque es nuestro único patrimonio. Todos estamos igual y aquí ya nos unimos como familia y no es justo que nadie voltee a vernos”, lamentó Victoria Marines, vecina de la unidad.

III. El Inicio

Hace más de 20 años, los departamentos fueron construidos y vendidos, en su mayoría, a ex trabajadores de telecomunicaciones del gobierno federal, pero, tras la llegada de consorcios y centros comerciales a la zona, la situación cambió para los vecinos.

Al estar entre baldío, la verdad no teníamos ningún problema, todo era normal, pero empezaron las construcciones, nos pusieron a espaldas la fábrica Pedro Domecq y luego la plaza comercial Tepozan, y ahí empezaron los problemas” aseguró Mariana, habitante de la unidad, desde hace 21 años.

A pesar de que existían estudios de que el suelo no era viable para construcción habitacional, se han realizado diversas edificaciones que, presuntamente, deterioraron más rápido unidad habitacional, por lo que muchos residentes se vieron obligados a hacer cambios en sus departamentos.

Nosotros tuvimos que reforzar la estructura con otro muro, porque se estaba colgando una parte del techo, pero ahora Infonavit nos dice que sólo en caso de pérdida total, nos pueden ayudar y que si tiene algún cambio no nos darán nada, es muy injusto todo esto”, puntualizó, la señora Juana.

Hasta ahora, el Ayuntamiento de Los Reyes La Paz ha contabilizado cerca de una decena de viviendas donde se han registrado daños severos, los cuales son candidatos para recibir apoyo, a través de un módulo de vigilancia que fue instalado en la zona.

Ahí tenemos un registro de más dos mil personas que hemos apoyado; sin embargo, el problema radica en que más del 80 por ciento, se encuentra habitando los departamentos de una manera irregular”, explicó un enlace local.

A decir de las autoridades, cerca de 300 familias que habitan los departamentos se encuentran al corriente con sus pagos de servicios locales, pues la mayoría de los colonos invadieron las viviendas y no son propietarios de los inmuebles.

Varias familias invadieron los departamentos que fueron desalojados por los propietarios que, hace varios años, hicieron válido su seguro por los hundimientos de la zona, por eso, la mayoría de los ciudadanos, aunque presentan daños, no los reportan, porque saben de su situación”, detalló.

Hasta el momento, el gobierno municipal sólo ha instalado un módulo de atención ciudadana y un despachador provisional de agua potable para abastecer a la población de la unidad habitacional que vive bajo el temor de una nueva tragedia.

Comentarios

comments