Se compromete Alfredo del Mazo a incrementar programas sociales a favor de indígenas

Arturo Callejo – Octubre 12, 2017

En el Centro Ceremonial Mazahua, ubicado en el municipio de San Felipe del Progreso, el gobernador Alfredo Del Mazo Maza se comprometió a incrementar los programas sociales, como “Apadrina un Niño Indígena”, “Apoyo a la Vivienda Indígena” y el de “Canastas Alimentarias”.

Para que se lleve a cabo el programa de “Apadrina un Niño Indígena”, participarán servidores públicos de los poderes Legislativo, Judicial y Ejecutivo, con la finalidad de que los pequeños indígenas tengan un apoyo económico y sigan estudiando para que, en un futuro, cuenten con mayores oportunidades de desarrollo en sus comunidades.

“Le vamos a dar un gran impulso a este programa que, hoy en día, cuenta con más de 10 mil beneficiarios en el Estado de México. Haremos una campaña muy intensa para poder sumar a la sociedad civil, para que los servidores públicos de los distintos poderes del Estado, se sumen a adoptar y apadrinar a un niño indígena, que le demos el impulso a este gran programa solidario que tenemos en el Estado de México y a la sociedad civil que lo hace, que podamos sumar, cada vez más, a las empresas que, de manera solidaria, entran a trabajar este programa, tenemos hoy en día 10 mil beneficiarios, tenemos que duplicar ese número de beneficiarios”, puntualizó el mandatario mexiquense.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: 

Con relación al programa denominado “Apoyo a la Vivienda Indígena”, Del Mazo Maza, además de comprometerse a seguir apoyando a los indígenas mazahuas, hizo entrega de tinacos para agua y cemento para reforzar o comenzar a construir viviendas.

Y sobre el programa de “Canastas Alimentarias”, indicó que es de gran utilidad para los adultos mayores principalmente, quienes al término del evento, recibieron su canasta con alimentos básicos y cobertores.

Previo a reunirse en el Centro Ceremonial Mazahua con decenas de pobladores de San Felipe del Progreso, Del Mazo Maza estuvo en la comunidad de San Pedro el Alto, con artesanos dedicados al bordado en lana y platería, a quienes les prometió ayudarles a extender su mercado de venta.

Entre los años 2010-2015, la pobreza extrema en el municipio de San Felipe del Progreso, pasó de 43.4 por ciento a 24.7 por ciento, lo que significa que 11 mil indígenas mazahuas abandonaron esta condición social.

Comentarios

comments