Por cobros, amagan transportistas con abandonar el Mexipuerto de Cuatro Caminos

Isaac Ramírez – Octubre 23, 2017

Tras el retraso de las negociaciones con el Gobierno del Estado de México, ante su negativa de que se les siga cobrando el ingreso al Mexipuerto de Cuatro Caminos, motivo por el que dejaron de pagar desde el pasado 18 de septiembre, líderes de las 64 empresas de transporte de pasajeros que hacen base en el ala norte, amagaron con sacar a las cinco mil 500 unidades que ingresan todos los días a este Centro de Transferencia Multimodal y estacionar los vehículos en la periferia, si no les dan una solución a más tardar en 15 días.

El presidente de la Alianza de Autotransportistas Autónomos de la República Mexicana, Jaime Soberanes, explicó que su negativa en seguir pagando el acceso al Mexipuerto, radica en que el concesionario Grupo Carso recibe cerca de 7 millones de pesos semanales por el ingreso de las cinco mil 500 unidades diariamente hasta en cinco ocasiones, a pesar de que, aseguraron, los despojaron de los cajones que habían pagado a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) cuando se creó este paradero que usan 500 mil personas diariamente.

Indicó que, antes de la edificación del Mexipuerto, en el paradero de Cuatro Caminos existían 800 cajones y con el proyecto se redujeron a 80, lo que provocó que haya un colapso al interior del centro de transferencia, que origina que una unidad tarde hasta 40 minutos en salir en horas pico, por lo que los usuarios prefieren tomar los camiones o vagonetas afuera, lo que no es rentable y hace que el pago sea excesivo para las empresas.

El también presidente de la Unión de Colectivos y Permisionarios de la Ruta 31 explicó que una empresa con 286 unidades pagaba, antes de la construcción del Mexipuerto, 275 pesos mensuales y contaba con cinco cajones de estacionamiento; sin embargo, tras la puesta en marcha de este centro de transferencia, el pago alcanza los 708 mil pesos al mes aproximadamente con solo dos cajones, por lo que han tenido que tomar medidas, como el que solo ingrese el 50 por ciento del parque vehicular y el resto se quede afuera tomando pasaje.

Detalló que, a pesar de que este modelo también se ha implementado en otros paraderos como El Rosario, la situación no es la misma, ya que una empresa paga cerca de cinco mil 800 pesos al mes en este centro de transferencia, por lo que consideró que la concesión, otorgada por un plazo de 40 años, se hizo solo para “ganar-ganar”, por lo que no ven viable seguir realizando el pago y, por el contrario, vislumbran ocupar las avenidas Ingenieros Militares y Transmisiones Militares como paradero.

Jaime Soberanes resaltó que la administración del Mexipuerto cobra este monto, con la justificación de ofrecer los servicios de limpieza y vigilancia a los transportistas; no obstante, consideró que es un cobro exagerado por ambos servicios, por el que estarían dispuestos a pagar máximo mil pesos por organización al mes.

Comentó que, a pesar de que han presentado 32 amparos, los magistrados han fallado en contra del “despojo indiscriminado del gobierno a los transportistas”, dijo.

Entrevistado al respecto, el director general del Sistema de Transporte Masivo y Teleférico del Estado de México, Jorge Barreiro Estrada, negó llevar las negociaciones con los transportistas, a pesar de que el pasado 18 de septiembre encabezó la mesa de diálogo con las 64 empresas y, posteriormente, reculó e indicó que no tenía algún comentario al respecto.

Por su parte, la coordinadora del Transporte de Grupo Carso, Florencia Serranía Soto, afirmó desconocer que los transportistas no estaban pagando por ingresar al Mexipuerto de Cuatro Caminos desde hace más de un mes y agregó que aquellos que no están ingresando al paradero se debe a que son unidades ilegales o “inseguras”.

Aquí están entrando los transportistas que están autorizados y tenemos control de todos los que entran, a lo mejor los que no ingresan, son porque o tienen problemas, no están autorizados, son piratas o son ilegales, inseguros”, afirmó.

Comentarios

comments