Marchan comerciantes de Naucalpan para exigir que se reabra rastro municipal

Isaac Ramírez – Octubre 26, 2017

Alrededor de las 12:30 horas, un grupo de aproximadamente 300 comerciantes del ex rastro municipal de Naucalpan marcharon de la Vía Gustavo Baz hasta el Palacio Municipal para exigir que el gobierno reabra este espacio, luego de que anoche fuera clausurado por no contar con las condiciones estructurales necesarias para operar, derivado del sismo del pasado 19 de septiembre.

Con consignas en las que exigían al alcalde Edgar Olvera que se reabra este espacio, los inconformes señalaron que la administración municipal intentó darles “madruguete” pues consideraron que la intención de la alcaldía es quitarles su centro de trabajo para rentar el predio donde se encuentra ubicado el rastro, sobre la Avenida Ferrocarril y Acámbaro, número 16, en la colonia San Luis Tlatilco. 

Alrededor de las 13:30 horas, los trabajadores de este lugar arribaron al Palacio Municipal para exigirle al alcalde que recibiera una comitiva y supuestamente dejara de velar por intereses propios y por encima del bienestar de las familias que dependen de este sitio, pues aseguraron, ellos también realizaron un dictamen en días pasados por una empresa privada asentada en Tlalnepantla, la cual determinó que el inmueble no cuenta con daños estructurales que pusieran en riesgo la integridad de los comerciantes y visitantes.

Por su parte, la Administración Municipal responsabiliza al líder de los trabajadores de este centro, Jorge Gómora, quien ha impedido que personal de la Dirección General de Protección Civil y Bomberos Municipal cumpla con su obligación de demoler el inmueble, como lo estable el dictamen DGPCyB/SPC/2446/2017, toda vez que puede colapsar y poner en riesgo la vida de quienes están en su interior.

Además, emitió un llamado a los consumidores que acuden a este centro para que no lo visiten, ante el riesgo que representa por su daño estructural.

Cabe recordar que, el pasado 19 de octubre, la Dirección General de Protección Civil de Naucalpan realizó una inspección en el lugar y a través de un dictamen determinó que el inmueble tiene asimetrías en los elementos estructurales, fallas en los elementos estructurales del tanque elevado, deformaciones en las estructuras de acero, muros de mampostería sin refuerzos estructurales, carencia en ligas estructurales entre los elementos verticales y deformaciones en lozas de concreto, por lo que se consideraba que el inmueble tenía que ser desocupado para evitar un riesgo mayor.

Alrededor de las 13:40 horas, una comitiva de alrededor de 10 personas fue recibida por las autoridades locales a fin de entablar un diálogo y determinar las acciones que se tomarán para evitar que las familias pierdan su fuente de trabajo.

Comentarios

comments