Llaman a mexiquenses a atender el estrés postraumático causado por sismo

Arturo Callejo – Octubre 2, 2017

Insomnio, recuerdos recurrentes de la tragedia, caer en pánico o depresión, forman parte de los efectos emocionales que dejó, en buena parte de la población, el pasado sismo del 19 de septiembre, por lo que quienes tienen estos síntomas, deben buscar la ayuda especializada de un psicólogo, para superar el temor, estrés y la paranoia, con la finalidad de continuar con su vida productiva, alertaron expertos.

El especialista en Psicoterapia Gestalt y psicólogo del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Jaret Salazar Alcántara, explicó que la mayoría de la gente supera rápidamente este tipo de estrés pos-traumático, con el simple hecho de platicarlo con familiares y amigos.

La forma más común de superarlo, es platicándolo. Una de las formas en que uno puede ir superando un evento traumático, es conversar con los amigos, con la familia y darle la importancia a la persona que lo vivió. Recordemos que cada persona lo vive diferente y cada individuo tiene una sensibilidad diferente, habrá quienes lo sobrelleven de manera muy rápida, pero habrá quienes lo hagan de forma pausada, depende de cada uno”, explicó el psicólogo.

El estrés pos-traumático pudo haberse agudizado en personas que vivieron el sismo de 1985 en la Ciudad de México, pues, asegura el experto, les vino el recuerdo de aquél entonces, sobre todo, porque fue en la misma fecha, pero de hace 32 años.

Esto puede ser general, sobre todo, en las ciudades donde hubo mayores afectaciones y tomando en cuenta un historial. Recordemos que este sismo ocurre 32 años después, exactamente al temblor de 1985, esto genera miedo y paranoias, y mantiene a la población en alerta constante”, detalló.

Agregó que lamentablemente el sismo de 7.1 grados ocurrió en una fecha muy sensible que marcó la historia de nuestro país y “el hecho estadístico de que se haya repetido el mismo día, provoca incertidumbre, temor y, lógicamente, genera una reacción negativa, incluso, hacia la propia fecha”, subrayó el experto.

Por lo que se refiere a los jóvenes, quienes no habían sentido un movimiento telúrico de esa intensidad, mencionó que ahora cuentan con esta vivencia, por lo que sumado a aquellos que experimentaron el terremoto de 1985, México tiene dos generaciones bajo este estigma, “por ello, la importancia de atenderse con un especialista, en caso de no poder conciliar el sueño, tener recuerdos recurrentes, entrar en pánico y padecer depresión, derivada de dicho acontecimiento natural”, dijo.

II. El tratamiento

En este entorno de miedo en el que muchos mexicanos viven, tras el sismo del 19 de septiembre, se recomienda evitar comentarios hirientes hacia quienes padecen las secuelas del movimiento telúrico y, en cambio, conducirlos a que se atiendan con un especialista en Salud Mental, quien, con distintas técnicas y con un acompañamiento constante, logrará que el paciente supere su estado emocional rápidamente.

Hay que preparar (al paciente) a este modo de vida al que queda marcado. Mucha gente vive con miedo, no concilia el sueño, porque piensa que, en cualquier momento, puede suceder nuevamente este evento y, entonces, lo que se hace es usar técnicas de preparación, para estar, de alguna manera, listo para este eventos”, enfatizó el experto en Psicoterapia Gestalt.

En cuanto a los “memes” a los que la sociedad mexicana es afecta, éstos deben ser un refugio para superar las adversidades y se tiene que evitar al máximo hacerlos con tendencia hiriente para quienes perdieron a un ser querido.

Son sanos, siempre y cuando el mensaje sea positivo. Hay que evitar burlas o ironías sobre la tragedia de las personas que perdieron a un ser querido, hay gente muy susceptible y sí hay que generar memes, pero con sentido de superación, por ejemplo, ¡estamos de pie!, ¡seguimos adelante! y ¡lo que no nos vence, nos hace más fuertes!”, subrayó.

Jaret Salazar Alcántara enfatizó en que, lamentablemente, entre los mexicanos existe poca cultura de acudir con un psicólogo, “pero cuando no están nuestros sentimientos en correcto funcionamiento, ir con el especialista es un medicamento para estar sanos íntegramente”.

En cuanto a los mensajes falsos o rumores direccionados en redes sociales, argumentando que volvería a temblar con mayor intensidad en los siguientes días por ejemplo, la maestra en Psicoterapia Psicoanalítica, Alma Cecilia Gutiérrez García, aseveró que es muy fácil caer en psicosis colectiva ante este tipo de mensajes relacionados y las personas pueden percibir cosas que no existen, por lo que es recomendable adherirse a los lazos familiares.

Las redes sociales tienen un impacto fuertísimo en el pensamiento social, si alguien dice una cosa, puede ser fácilmente creíble, porque uno deposita una confianza importante en un mensaje. La mente es muy poderosa para creer cosas que no necesariamente tienen una base real, basta con que se reciban cinco mensajes de alerta y de peligro, para que se empiece a dudar, y de ahí, lo comparto con alguien que a lo mejor es mucho más miedosa que yo, más temerosa y nos ponemos más vulnerables”, finalizó Gutiérrez García.

Comentarios

comments