Dan de alta a niña operada del corazón durante sismo del 07/09

Hoy Estado de México – Octubre 23, 2017

Justo en el momento en que se cimbró la Ciudad de México el pasado 7 de septiembre, una pequeña de nueve años de edad estaba siendo sometida a una operación a corazón abierto en el Hospital General “Dr. Gaudencio González Garza” del Centro Médico Nacional La Raza, del Instituto Mexicano del Seguro Social; este viernes la menor fue dada de alta.

El día del temblor de magnitud 8.2 los protocolos de emergencia en el hospital se activaron de manera oportuna. Los pacientes, familiares y personal en planta baja y los pisos 1 y 2 fueron evacuados, mientras en el resto de los pisos, las personas se replegaron a las zonas de seguridad.

Sin embargo, en el quirófano del séptimo piso, por la delicada salud de la menor, el equipo médico encabezado por el doctor David Arellano Ostoa y de enfermería decidió continuar sin interrumpir la operación a corazón abierto.

Tras la exitosa intervención, la menor permaneció hospitalizada en la Unidad de Cuidados Intensivos y recibió atención especializada; después de una recuperación exitosa, este viernes salió caminado con una sonrisa y de la mano con su familia.

Sentí mucha emoción cuando me dijeron que ya me voy a mi casa, porque ya voy a ver a mi familia, a mis primos y ya quiero regresar a la escuela. Tengo un tubito en mi corazón y me lo cambiaron, pero estoy contenta de que ya me voy a mi casa”, comentó.

Gracias a los médicos y enfermeras que me cuidaron cuando me operaron y me salvaron la vida, es por eso que quiero estudiar psicología y ayudar a los niños como me ayudaron a mí”, dijo.

El director la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE), Guillermo Careaga Reyna, recordó que la causa del problema y la gravedad en el estado de salud de la menor fue por infección en un injerto colocado a la paciente hace cinco años para corregir una cardiopatía congénita.

Indicó que en todo el momento, aún durante el sismo, el equipo de cirujanos, enfermeras, anestesiólogo y técnicos, mantuvo la calma y continuó la operación, a pesar de que ya había finalizado la jornada laboral de la mayoría del personal.

Este viernes, los papás de Mariana, Ricardo Garduño Zavala y Jessica Hernández Díaz, agradecieron el profesionalismo y compromiso del personal del IMSS, pues en ningún momento interrumpieron la cirugía que salvó la vida de su hija. E incluso se sorprendieron porque recibieron noticias de cómo transcurría la operación.

 

Comentarios

comments