7 de cada 10 negocios albergan cucarachas, roedores u hormigas

Isaac Ramírez – Octubre 1, 2017

En promedio, 70 por ciento de los negocios, entre restaurantes y hoteles, cuentan con algún tipo de plaga, como cucarachas, roedores, hormigas o chiches, debido a la falta de una cultura de prevención por parte de los dueños de estos comercios.

El gerente comercial de Ingeniería Especializada en Sanidad (Ingessa), César Quetzalcóatl Torres Sánchez, aseveró que los empresarios son omisos al contar con un programa preventivo de control de plagas, ya que lo ven más como un gasto que como una inversión, a pesar de que su implementación no les representa más de 900 pesos al mes.

Indicó que, en México, se considera común que, en un establecimiento de 40 o 50 metros cuadrados, se puedan encontrar una o dos cucarachas, lo que se considera “normal” dentro de los parámetros se servicio de control de plagas; sin embargo, hay estudios en los que se han encontrado hasta “dos pelos de rata” en frascos de mermelada de fresa o de crema de avellanas.

Señaló que la principal razón por la que se registran estos casos, es debido a que los restaurantes, principalmente, no hacen la limpieza de forma correcta o porque en sus procesos de preparación o elaboración de alimentos, los empleados no tienen las condiciones de higiene adecuadas.

Un ejemplo de ello, es que los cocineros terminan de preparar los alimentos y se quieren ir a descansar, por lo que dejan comida o los lavabos llenos de trastos con comida, por lo que animales, como las cucarachas, salen de los trasteros o de lugares ocultos para alimentarse y se vuelven a refugiar, o dejan abiertos los botes de basura y los roedores se alimentan de los desechos, “es como si les hubieran dejado un bufete”, dijo.

Nosotros hemos trabajado desde los restaurantes más caros de Reforma, en la Ciudad de México, hasta en la fonda más pequeña y todos tienen plagas”, afirmó Torres Sánchez.

Agregó que el problema de las plagas es delicado debido a que hay establecimientos que trabajan para dejar inmaculado su negocio; sin embargo, si la casa o el comercio aledaño no tienen las mismas condiciones de sanidad, es fácil que los animales se pasen de un lugar a otro a través del cableado o las azoteas.

Sumado a que los dueños de estos establecimientos solo recurren a estos programas cuando necesitan obtener una licencia o cuando les cae una auditoría, por lo que recurren a estos servicios de forma correctiva, más que preventiva.

El gerente comercial de Ingessa resaltó que, actualmente, existe una plaga de chinches a nivel internacional que es difícil de controlar, ya que estos animales se propagan fácilmente, a través de maletas, camas o la ropa, por lo que se puedan adquirir incluso en hoteles 5 estrellas.

Comentarios

comments