Padres se niegan a dejar a sus hijos en jardín de niños, a pesar de contar con dictamen

Arturo Callejo – Septiembre 26, 2017

El Jardín de Niños “Ricardo Flores Magón”, ubicado sobre la Avenida Isidro Fabela, a la altura de La Maquinita, tiene la problemática de que un pedazo de barda, propiedad de la empresa Grúas Manzur, presenta algunas fracturas; sin embargo, al ser revisada la semana pasada por personal de Protección Civil, los expertos advirtieron a las directoras que, ante otro sismo como los registrados en los últimos días, podría colapsar el muro, lo que pone en riesgo la integridad física de los pequeños.

La directora de dicho plantel en su turno vespertino, Lorena Reyes Navor, explicó que, si bien personal de Protección Civil realizaron dicha observación, el Instituto Mexiquense de la Infraestructura Física Educativa (IMIFE) argumentó que el jardín de niños puede reiniciar sus clases, luego de que permaneció cerrado tras el sismo del 19 de septiembre.

Ahondó en que la propietaria de Grúas Manzur está de acuerdo en compartir la barda que es de su propiedad, “sin embargo, lo que urge es llegar a un acuerdo para que ambas partes absorban, por igual, el costo de la reparación o construcción, por el momento”, subrayó Reyes Navor.

La directora del turno matutino, Tania Alejandra Villareal, ya entabló pláticas con la dueña de Grúas Manzur para llegar a un arreglo.

Ella comenta que está en la disposición de poder construir la barda de la institución y nos daría una aportación de 50 por ciento y 50 por ciento nosotros como padres de familia, entonces, se va a llevar una cotización de cuánto sale la barda, para poder determinar cuánto es la aportación que va a dar Grúas Manzur y cuánto será la aportación que va a dar la institución, tanto turno matutino como turno vespertino”, indicó.

Como medida preventiva, la zona de riesgo fue acordonada, incluso está restringido el acceso a un salón y un área recreativa de los niños, hasta que no sea reparada la barda que posiblemente tendrá que ser derribada.

Pero aún cuando el IMIFE, avaló la apertura del Jardín de Niños, “Ricardo Flores Magón”, los padres de familia del turno matutino, al saber del problema, determinaron este lunes, no dejar a sus niños en la institución, “no los podemos obligar a que aquí nos dejan a sus hijos, no, será decisión de los papás, quienes digan sí se quedan o no se quedan, porque como tal, no podemos resolver la situación de la barda en uno o dos días, se llevaría como una semana en poder construir la barda”, agregó la directora.

Una de las propuestas que planteó la directora ante los padres de familia, es restringir el acceso al área afectada y continuar con las clases normales, a fin de no retrasar la enseñanza de los pequeños.

Ya llevamos cuatro días sin clases, entonces, serían dos semana más, sería prácticamente medio mes. Un salón sí tiene grietas, IMIFE nos dijo que no tiene ninguna situación, pero vino un padre de familia, solo me dijeron que fue un arquitecto y observó y sí, efectivamente, la barda de Grúas Manzur está recargada sobre el aula, entonces, ya se sacaron las mesas y sillas de ese salón para poder dar clases en otra aula”, explicó.

El turno matutino del Jardín de Niños, “Ricardo Flores Magón”, cuenta con 170 niños y el vespertino con 142 pequeños.

Comentarios

comments