Heroísmo de Niños Héroes es una exageración

Hoy Estado de México – Septiembre 13, 2017

Es usual que cada 13 de septiembre se venere a los Niños Héroes que murieron en defensa del Castillo de Chapultepec, sin embargo, su heroísmo desmedido es producto de una exageración.

De acuerdo con historiador Alejandro Rosas, a la valentía de Juan Escutia, Francisco Márquez, Juan de la Barrera, Vicente Suárez, Fernando Montes de Oca y Agustín Melgar, le añadieron “romanticismo cursi” para sembrar en los mexicanos amor a la patria.

En su blog Cuadernos de bitácora‘, Rosas explica que en efecto, los Niños Héroes se quedaron a defender el Castillo de Chapultepec, a pesar de que nadie se los pidió, pues eran solo unos cadetes, pero que el hecho de que Juan Escutia se sacrificó lanzándose del punto más alto envuelto en la Bandera Mexicana, es un mito.

La realidad es, que Escutia fue abatido a tiros junto con Francisco Márquez y Fernando Montes de Oca cuando intentaban huir hacia el Jardín Botánico.

No obstante, el mito inició cuando Harry S. Truman, el entonces presidente de Estados Unidos en 1947, vino a México y depositó una ofrenda en honor a los caídos, como parte de las actividades por el centenario de la Guerra México-Estados Unidos.

Al ofender a los mexicanos, el gobierno de Miguel Alemán, primer mandatario de México, difundió la noticia del hallazgo de seis cráneos al pie del cerro de Chapultepec, que fueron reconocidos como los Niños Héroes que murieron por la patria.

Tal fue la magnitud del supuesto hecho, que se edificó el Altar a la Patria en el Bosque de Chapultepec, y se crearon varias historias sobre la Gesta Heroica de la defensa del Castillo.

Con información de Milenio.

Comentarios

comments