Hace un siglo se usaba una rana para saber si una mujer estaba embarazada

Hoy Estado de México – Septiembre 18, 2017

Desde hace más de un siglo se sabe que cuando una mujer está embarazada indiscutiblemente produce la hormona Gonadotropina Coriónica Humana (GCH), sin embargo, hasta antes de 1960 no se contaba con las pruebas como hoy las conocemos.

Durante la época de 1920, para detectar esta hormona existía una prueba llamada Aschheim-Zondek, o prueba “A-Z”, que consistía en detectar la presencia de HCG en la orina de mujer, inyectándole dicho fluido a ratas hembras que después eran diseccionadas para examinar sus ovarios en busca de las hormonas de embarazo humanas.

En la década siguiente surgió otra prueba que estuvo vigente por más de 20 años. La prueba “Hogben” comenzó en 1930 cuando el biólogo ingles Lancelot Hogben empezó a investigar a la rana africana de uñas, también llamada Xenopus laevis durante su estancia como académico en Sudáfrica.

En ese tiempo Hogben aprendió que estas ranas eran sensibles a los cambios hormonales y notó que inyectar a estos anfibios con el extracto hipofisiario de otra rana podía incentivar su ovulación en cuestión de horas, esto según un estudio publicado en el International Journal of Developmental Biology.

Basándose en las investigaciones de Hogben, otros científicos encontraron que estas ranas podían servir como una simple prueba de embarazo. En 1937 Hobgben y el genetista de animales Francis Albert Eley Crew importaron a Inglaterra unas 1500 ranas Xenopus y en un plazo de dos años ya sabían cómo criarlas para hacer pruebas de embarazo.

Tomábamos la orina de una mujer y la inyectábamos en la rana, si la rana daba huevos después de que habían transcurrido entre 12 y 24 horas, sabías que la mujer estaba embarazada”, dijo Marko Hobo, investigador del National Xenopus Resource, al sitio Business Insider.

Agregó que este método con las ranas básicamente fue el predecesor de las pruebas caseras de embarazo. Pero en ese no era tan sencillo que las mujeres tuvieran acceso a la prueba “Hogben”, tenían que acudir a un doctor para que les diera una receta de laboratorio. La típica prueba de embarazo actual llegó a las 1960.

Con información de Vix.

Comentarios

comments