Embajador de México ocultó 1.2 mdd en Andorra

Hoy Estado de México – Septiembre 14, 2017

El embajador de México en Uruguay, Francisco Agustín Arroyo Vieyra, se encuentra en el ojo público al descubrirse que ocultó 1.2 millones de dólares en una cuenta de la Banca Privada d’Andorra (BPA), conocida por albergar cuentas de cárteles de droga y blanquear capitales.

De acuerdo con una investigación hecha por el diario español El País, el diplomático mexicano recibió el dinero de parte del despacho de abogados Salinas Arrambide y Asociados, cuyo propietario es el litigante Pedro Raymundo Salinas Arrambide.

Al ser cuestionado, Arroyo Vieyra detalló que el dinero es producto de un trabajo jurídico desarrollado en conjunto con Salinas Arrambide, y que tras cerrar el depósito, regularizó su situación y declaró sus ingresos ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público de México.

Fue un pago de honorarios de mi despacho. Fui legislador y abogado postulante privado durante 25 años. Algún día me lo pagaron por ahí, pero ese dinero está en México y pagué mis impuestos. Tengo mi declaración fiscal en orden. Es la manera de estar tranquilo. Fue hace años y podría estar prescrito, pero está cubierto”, declaró a El País.

Al principio, el embajador aseguró que era socio de Salinas Arrambide, a lo que este respondió que no era cierto. Después cambió la versión de su relación con el abogado a que habían litigado juntos en distintos casos por un contrato de asociación profesional, cuya información no puede revelar.

Cabe destacar que cuando Francisco Agustín Arroyo Vieyra era presidente de la Cámara de Diputados en México, contrató asesorías por adjudicación directa de 7.9 millones de pesos, de los cuales, 3.2 fueron para Salinas y Asociados, no obstante, el embajador aclaró que esos movimientos del pasado no guardan relación con los recursos en Andorra.

Según contó Arroyo Vieyra, abrió una cuenta en la Banca Privada d’Andorra por el “embauco” de un amigo que le recomendó el banco al tener buenos rendimientos para inversiones, y aunque todo fue lícito, no lo volvería a hacer.

Con información de El País.

Comentarios

comments